Libros a la caza

JR destaca algunos de los más atractivos títulos que se podrán encontrar en la Feria del Libro

Autor:

Jaisy Izquierdo

Los libros volverán a seducir desde el otro lado de la bahía. Su cántico de sirena no podrá ser eludido y La Cabaña será galeón invadido por ávidos lectores, desbordado de páginas al infinito, con el ancla sumergida en el conocimiento tutelar que resguardan sus muros fortificados.

Tal revuelo de títulos y autores, entre clásicos y contemporáneos, supone para el lector en ocasiones una complicada tarea. Sin ánimo de romper el encanto que causa ser atrapado por una vistosa carátula, por ilustraciones que provocan la imaginación o por las certeras letras de un prólogo, son estas líneas una especie de mapa, un entresacar de obras significativas de las muchas editoriales cubanas que exhibirán su catálogo que, de pretender enumerarlo, no alcanzaría esta página.

Buena idea de Hebert Toranzo la de armar el cancionero en inglés Unforgettable, en el que combina grandes autores, intérpretes y ritmos como el blues, el jazz y el rock, géneros que arrastran a grandes masas de cualquier edad o rincón del mundo. Imprescindibles como Imagine, de John Lennon, o We are de champions, de Fred Mercury, podrán cantarse gracias a este libro de Ediciones Ávila. Otras letras de canciones se confunden con las fachadas de nuestra capital en Habáname: la ciudad musical de Carlos Varela (Ediciones La Memoria, del Centro Cultural Pablo de la Torriente), el que incluye también ocho artículos que abordan el papel del trovador como cronista de momentos álgidos de la realidad cubana, el contexto histórico y musical en el que compone y la relación de sus temas con la ciudad habanera. Los amantes de la música se deleitarán además con Clara y Mario, el dúo romántico de Cuba, de José Antonio Morales Oropesa, quien indaga sobre esas voces melodiosas que marcaron hitos dentro del panorama musical cubano.

Bajo la tutela de Ciencias Sociales, resultará beneficioso el título Abrir y mantener un negocio por cuenta propia, de Ricardo J. Machado y Karla Gattorno, en estos tiempos en los que se han diversificado las opciones para el cuentapropismo en la Isla. En cinco capítulos se brinda un arsenal de materias que contribuye al desarrollo eficaz del negocio propio, al analizar los elementos que deben conocerse antes de iniciarlo, los estudios de la zona donde se desarrollará y otras orientaciones jurídico-tributarias.

Desde el proscenio resonarán los aplausos póstumos para el reconocido dramaturgo Abelardo Estorino, de quien se publicará su Teatro Completo. Como bien señala la Dra. Graziella Pogolotti, reencontrarnos con sus obras es también recorrer medio siglo de profundas transformaciones, por lo que «no escapa a las grandes interrogantes de los tiempos que hemos vivido, matizadas por el debate angustioso entre lo viejo y lo nuevo y por las polémicas en torno a la función del teatro y a la relación entre arte y sociedad».

El escenario de la Casa Editorial Tablas Alarcos se abre también a la lírica de Nara Mansur en Desdramatizándome, cuatro poemas para el teatro; e incluye al que ha sido por décadas el libro de cabecera de narradores de todo el orbe como es El vuelo de la flecha, teoría y técnica del arte de narrar, que llega en un solo volumen y en preciosas traducciones fundamentalmente de Eliseo Diego y María Teresa Freyre de Andrade. Resaltan en número los textos que de una manera u otra reflejan el mundo poético de los queridos títeres: El juego de Yaqui (Yaqui Saíz), Signos, manos y sueños en el Guiñol de Santa Clara (Carmen Beatriz Sotolongo Valiño) y Maravillas del retablo (Armando Morales)

Y la décima musa, como llamara Carpentier al arte cinematográfico también lucirá su arsenal con títulos provocadores como El cine según García Márquez (Joel del Río), Buscando a Caín (Elizabeth Mirabal y Carlos Velazco), o Las trampas del oficio (Ambrosio Fornet). Claro está que Vampirenkomando, la segunda parte de Vampiros en La Habana, volará de mano en mano para gozar con las historias de estos graciosos personajes que se complacen en hablar «cubano», tomar vampisol, y respirar aire tropical entre letras e ilustraciones de Juan Padrón.

Con rostro de mujeres hermosas en sus portadas, dos obras ponen al descubierto a sendas féminas cubanas: Catalina Lasa y María de los Ángeles Santana. A través de Catalina (Ediciones Unión), la primera novela de Mario Coyula —Premio Nacional de Arquitectura—, conoceremos de los amores de esta mujer, quien desde su magnífico mausoleo Art Decó en el cementerio de Colón «rememora» el escándalo que causara su decisión de divorcio a principios del siglo XX. Yo seré la tentación (Ramón Fajardo Estrada, Editorial Letras Cubanas) es acompañar a la querida Alcaldesa de San Nicolás del Peladero, narradora culta, amena y de memoria excepcional, a lo largo de su fructuosa vida personal y artística, que es también viajar a los inicios de nuestro cine y nuestra televisión.

Con visión de género, la Editorial de la Mujer, para satisfacer la demanda femenina, inserta los gustados estuches, esta vez con las colecciones Destino: el buen gusto y Adornarte con tus propias manos, de Gladys Egües y Alina Carriera, respectivamente. A ellos se añaden otros «sabrosos» integrantes: Cocinando a lo cubano, del chef Eddy Fernández, y Sabores de mi país (Mayra Gómez, Extramuros), los que colmarán el paladar de deliciosos platillos junto con Cocina útil (Frank Rodríguez Pino, Editorial Oriente). Este último recetario sugiere además un homenaje a figuras cubanas como Nicolás Guillén, Ignacio Agramonte o los Cinco Héroes, al comentar sus platos predilectos de la comida criolla.

Los amantes del deporte seguro irán a la caza de El genio triunfador de Eugenio, de Juan Velásquez Videaux, y Félix Savón. Esplendor y récord boxísticos, de Enrique Montesinos Delvaty, ambos de Ciencias Sociales. Para conocer detalles del mejor entrenador de la Federación Internacional de Voleibol (FIVB) en el siglo XX, Eugenio George, es el primero de los textos mencionados, que será presentado en La Cabaña por una de sus pupilas más brillantes, la reconocida atacadora Mireya Luis. Con igual sed biográfica se adentra el segundo en la niñez, inicios en el deporte, entrenadores, primeros combates oficiales, triunfos, reveses y hasta su incursión en el mundo del arte, del púgil multicampeón.

Orígenes del béisbol cubano. El Palmar de Junco, de Alfredo Santana Alonso, viaja en el tiempo para recordar las figuras más relevantes del béisbol cubano de todos los tiempos a través de  notas informativas y crónicas sobre los juegos, desafíos y resultados de los diferentes clubes del país. Ediciones Extramuros se suma a la afición beisbolera con dos textos: Enriquito Díaz, el hombre récord de la pelota cubana, de Rogelio Lorenzo Vega y Gustavo Vega, y El alma en el terreno, también escrita a cuatro manos entre Leonardo Padura y Raúl Arce.

Entre homenajes

Como es por muchos sabido, este año la Feria dedica sus jornadas y también buena parte de sus libros, a la literatura ecuatoriana y a los autores cubanos Nersys Felipe y Rolando Rodríguez.

Para conocer más del país andino cerca de 30 títulos fueron preparados en la Isla. Una selección de su teatro contemporáneo, la poesía de Jorge Carrera Andrade, las novelas Leonor (Miguel Donoso) y La Madriguera (Abdón Ubidio) abren páginas desde Casa junto con otro texto que apunta los vínculos históricos entre Ecuador y Cuba en los años decisivos de la Revolución liberal de Eloy Alfaro y del reinicio de la guerra por la independencia de Cuba, bajo la conducción de José Martí. Plato fuerte es Ecuador: De banana republic a la no República, que será presentado en La Cabaña por su autor, el presidente Rafael Correa.

La historia de Cuba se abrirá paso entre las páginas firmadas por Rodríguez en títulos como La revolución que no se fue a bolina; Rebelión en la República, en sus tres tomos; República angelical; La toma de Las Tunas; Dos Ríos: a caballo y con el sol en la frente, y Los vientos huracanados de la historia, que abarcan momentos trascendentales como las luchas mambisas o los días aciagos de la pseudorrepública.

Por su parte, la literatura infantil agradecerá el poder tener de un solo golpe todos los libros nacidos de la tierna imaginación de Nersys. A Cuentos de Guane y Román Elé, ambos premiados con el Casa de las Américas, se unen felices Solo un humito, Cuentos de Nato, Maísa, Me gusta mandar recados y Pepe y la Chata, entregas de ediciones Loynaz y de Gente Nueva, llenas de personajes que de seguro encantarán a aquellos niños que aún no han jugado con ellos.

Pero esta edición de la Feria es también la ocasión oportuna para recordar a grandes figuras de la literatura cubana y latinoamericana que, a un siglo de distancia, continúan despertando lecturas inagotables.

Tal es el caso de los cubanos Samuel Feijóo, Onelio Jorge Cardoso y Gastón Baquero, junto con la puertorriqueña Julia de Burgos y el mexicano Octavio Paz. De la más excelsa poetisa nacida en Puerto Rico y también partidaria de la independencia de la isla, Casa de las Américas publicará Obra poética completa, mientras que la misma Casa entregará una valoración múltiple del premio Nobel de Literatura, a cargo de Enrique Saínz.

La mejor manera de recordar a El Cuentero Mayor será a través del libro Cuentos, recopilación de Letras Cubanas en una edición conmemorativa. La influencia del poeta del grupo Orígenes será palpable en Poderosos pianos amarillos. Poemas cubanos a Gastón Baquero, traído por ediciones La Luz. Y a Feijóo basta con buscarlo en la campiña cubana esa que poetizó en Bethel o que desdobló en personajes a través de sus memorias en El sensible Zarapico. Del autor de Juan Quinquín en Pueblo Mocho o Del piropo al dicharacho, Letras Cubanas ofrecerá un segmento inédito de estas memorias, que se dieran a conocer en la célebre revista Signos y que ahora retornan organizadas por años para acercarnos al hombre del cual Cintio Vitier afirmara que encontró «ese modo inocente, arraigado y esencial de lo cubano».

La escritora Gertrudis Gómez de Avellaneda marca un punto y aparte, porque no cumple un siglo, sino dos de encarnar una de las pocas leyendas que ha dado la literatura cubana. En el año de su bicentenario, Letras Cubanas ha preparado el volumen Tres novelas para aproximarnos a su obra narrativa. Sab, donde denuncia la discriminación de la mujer y del esclavo en el siglo XIX; Dos mujeres, donde critica los convencionalismos sociales en especial el matrimonio; y El artista barquero en la que revela visos autobiográficos. De su Camagüey natal se suma la Editorial Ácana que reeditará las apasionadas cartas que esta envió al estudiante de Leyes Ignacio de Cepeda, recogidas en Diario de Amor, junto a su autobiografía. A su vez los acercamientos críticos a su obra llegarán preparados por una compilación de ensayos sobre la Tula, a cargo de los intelectuales lugareños Luis Álvarez Álvarez y Olga García Yero. En cambio, el sello Unión demuestra con 15 ensayos escritos después de la década del 90, que la Avellaneda continúa hoy incentivando nuevas Lecturas, sin fronteras entre los críticos de todo el mundo.

Cruzar el túnel de La Habana entonces será, como cada febrero, peregrinaje imperioso, el paseo grato que refrescará con la brisa marina ese deseo de aprender de la mano de un viejo amigo: el libro.

Un decimario singular

El escritor y luchador boricua Juan Camacho nos rima en décimas y versos octasílabos nada más y nada menos que La historia me absolverá, el alegato de defensa de Fidel luego del asalto al Cuartel Moncada. Este poemario viene a enriquecer la colección Cuba y Puerto Rico Son, de Ediciones La Memoria.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.