Un Trabuco sin freno

Presentado el nuevo disco de Manolito Simonet y su Trabuco Sin freno

Autor:

Yelanys Hernández Fusté

Es el fusionado sonido de las trompetas y los trombones, el que marca la cadencia de La cuenta no da. Atractivo y contagioso, el ritmo de ese tema seduce al más parco bailador. Detrás del sencillo se aprecia una estética musical defendida a capa y espada por Manolito Simonet y su Trabuco.

Dos décadas avalan una estrategia melódica que Simonet ha pensado y puesto en práctica con los miembros de su grupo. De ahí que Sin freno, el álbum al que pertenece el título antes mencionado, asume todo el arsenal melódico de una agrupación que sobresale por contar con un estilo propio.

La placa, presentada este martes a la prensa por la disquera Bis Music, es una producción facturada en 2013. Contiene, además del CD de audio, un documental dirigido por Mayra María García, quien hilvana los 20 años del Trabuco mediante entrevistas a su líder y a muchos de los que forman parte de la orquesta, que enriquece con imágenes obtenidas de presentaciones del grupo en ciudades del centro y el oriente del país, así como de un concierto que ofrecieron el pasado año en el teatro Karl Marx. También se suman al fonograma tres videoclips, con los que se promociona este volumen: Sin freno, Farandulero y La cuenta no da.

Quisiera referirme en este comentario solo al álbum de audio. Allí se concentra, con mayor exactitud, esa conexión con lo que está pasando en la sonoridad nacional en estos momentos, como aseguró el saxofonista Germán Velazco, productor musical del CD junto a Manolito.

Para Velazco, el Trabuco supo atemperar aquí los conceptos estéticos de un género esencial, como lo es la música popular bailable, con esos aires contemporáneos que también matizan la escena melódica criolla.

En una docena de temas son enarbolados códigos medulares en este estilo, los cuales reflejan escenarios cotidianos e historias comunes, y marcan la pauta diaria de la gente que escucha. Porque siempre es pertinente hablar del amor y las cuentas, nunca devaluadas de sentimiento, que el querer encierra. También es importante el tratamiento que reciben personajes de la vida bohemia nocturna, apreciados en dos cortes fundamentalmente: Farandulero y Vivencias.

Compositores como el mismo Simonet y el cantante de la orquesta Ricardo Amaray resultan los más representados en el CD, aunque también figuran piezas de Alexander Abreu —cuyo tema da título al disco—, y Lázaro Díaz Casanova, quien comparte autoría con Manolito en Payaso.

Hay en Sin freno un fuerte trabajo en las voces, las orquestaciones y la base melódica. Según comenta Simonet, este último aspecto se logra gracias al equipo de músicos que participan, los cuales en un 50 por ciento no son los fundadores de la orquesta, y también por los artistas invitados, los percusionistas Yulién Oviedo y José Alberto Álvarez, el guitarrista Marcos Alfonso y el cantante Jorge Hernández.

Invito a escuchar con atención la singular cadencia del Trabuco en Chiquita, Vivencias, A la medida y Tú no me llores más, por solo citar algunos ejemplos. Pero si quiere encontrar esa conexión con otros ritmos, se propone la bachata Esta noche te quedas conmigo o el reguetón con «tumbao» Farandulero, donde participa Jorge Hernández, integrante de Los 4.

Inscrito como el álbum número 11 de la agrupación, Sin freno responde a una máxima de Simonet: «Decidimos seguir transitando por el son montuno». El concepto es aplicable tanto para el público nacional como extranjero, que ya ha bailado con ese Trabuco de volúmenes anteriores como Se rompieron los termómetros, Marcando la distancia o Control.

«Quiero continuar proyectando, a través de mi orquesta, lo que realmente es representativo de Cuba», señala Manolito. Su acierto parte de esa decisión y se corrobora con las «más de 20 000 personas que en Santiago y Guantánamo nos fueron a ver cuando filmamos el documental». Igualmente espera tener aceptación en la gira de la orquesta por Europa en agosto venidero, en la que esta nueva entrega será su bandera.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.