La Uneac tiene que marchar junto al país

¿Por qué si somos tantos los actores sociales y políticos que formamos parte de este país, y estamos de acuerdo en lo esencial, poseemos un pensamiento unitario, comprometido, inteligente, y nos hemos propuesto entre todos construir y perfeccionar este sistema, nos cuesta tanto trabajo concretar las cosas, solucionar los problemas? Esa fue una preocupación esencial que planteó Miguel Díaz-Canel, motivado por la discusión que suscitó el dictamen de la comisión de Estatutos, Reglamento y reclamaciones

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

La Uneac no puede perder la capacidad de regenerarse, actualizarse, de dar participación, no solo dentro de su membresía, sino también darle una mayor participación a los jóvenes artistas y escritores.

Ese fue el llamado que en la mañana de este sábado hizo el escritor Nelson Simón, quien lleva 23 años dentro de la organización que agrupa la vanguardia artística e intelectual del país, y que ahora realiza su VIII Congreso en el Palacio de las Convenciones.

Según el creador pinareño, la Uneac debe comprender lo vital que es para su propia subsistencia crecer en sí misma, a partir de la renovación que se vaya generando desde ella. «No debe existir el temor de que el relevo no sea el idóneo, de que los que sucedan no tendrán la capacidad de preservar la importante obra que se ha realizado hasta ahora. Eso evidenciaría poca madurez de una organización, que debe propiciar que todos participemos de manera democrática en una cultura que se está regenerando constantemente».

Hay que confiar, insistió Simón, en ese relevo necesario. Y por otro lado, si la nación ha limitado el tiempo en que se puede ejercer el poder político y económico, ¿por qué va a ser diferente dentro de la Uneac? Debemos andar con estos tiempos, y así evitar que quienes conducen los pasos de la organización no se acomoden, ni se dejen atrapar por la inercia. Eso iría en contra de que siga viva la cultura cubana.

El autor de textos dirigidos al público infantil consideró que son muy necesarias esas transformaciones que exigieron los delegados que participaron dentro del debate que se produjo este viernes en la comisión que atiende Estatutos, Reglamento y reclamaciones, porque «a nosotros nos toca velar porque exista por mucho tiempo la cultura de la Revolución, y eso solo sucederá mientras exista la Revolución. ¡Para eso estamos nosotros aquí».

No obstante, enfatizó, mientras la Uneac represente los intereses de la cultura, no podrá perder esa capacidad de mostrar profundidad de pensamiento y ni de dar pasos hacia adelante, de darle continuidad al proyecto con nuevas perspectivas e ideas en correspondencia con los momentos que ahora vivimos. «Es la mejor manera de que la organización perdure y siga defendiendo la cultura y la Revolución cubanas».

Esta reflexiones de Simón llegó a partir de la discusión que este viernes suscitó, por una parte, la existencia de una comisión de candidatura que determina quiénes pueden integrar el grupo de donde saldrán el ejecutivo y el Consejo Nacional de la Uneac; y por la otra, si debe establecerse un período para que se ejerza el mandato.

Por ello Elio Orozco enfatizó la urgencia de que se deje clarificado en los Estatutos que en lo adelante el voto debe hacerse de modo directo, secreto y libre para determinar la dirigencia de la organización en todos los niveles, al tiempo que el mandato, al no ser que la labor realizada sea probadamente excepcional, no debe exceder dos períodos de cinco años.

Las profundas opiniones que surgieron a partir de la discusión y aprobación del dictamen de la comisión de Estatutos, Reglamento y reclamaciones, condujeron a Miguel Díaz-Canel a asegurar que sin dudas los temas que se han abordado desde una perspectiva revolucionaria y responsable durante este VIII Congreso, son muy importantes para el país.

«Lo que no puede suceder de ninguna manera es que el congreso no continúe sus debates después de estas dos intensas jornadas. Tenemos que encontrar, dijo, los caminos para seguir debatiendo, para seguir construyendo.

«La voluntad política del país es que mes tras mes convoquemos a los organismos e instituciones vinculados con el quehacer de organizaciones como la Uneac, la FEEM y la Upec, porque hemos tenido el mal hábito de realizar estos foros y luego no darles seguimiento a estos planteamientos que indudablemente aportan al país, porque ayudan a construir pensamiento, a buscar soluciones y puntos de vistas sobre los diversos temas. Ese primer ejemplo lo dio el Partido, con la implantación de los Lineamientos.

«Es por esa razón que aquí estamos nosotros y algunos ministros. No es por gusto, lo digo con compromiso y responsabilidad, porque así está trabajando el país», enfatizó el miembro del Buró Político del Partido, quien a su vez abordó una preocupación esencial:

«¿Por qué si somos tantos los actores sociales y políticos que formamos parte de este país, y estamos de acuerdo en lo esencial, poseemos un pensamiento unitario, comprometido, inteligente, y nos hemos propuesto entre todos construir y perfeccionar este sistema, nos cuesta tanto trabajo concretar las cosas, solucionar los problemas?».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.