Retrato de lo genuino

Una pregunta de Juventud Rebelde a tres conocidos artistas y un escritor generó las más interesantes respuestas. ¿Cuánto ha influenciado la Cucalambeana en la literatura, la música, la danza y las artes plásticas?

Autor:

Yelanys Hernández Fusté

LAS TUNAS.— Hay en los rostros dibujados por Rogelio Fundora (La Habana, 1972) una huella de esas métricas que sus protagonistas dejan en el éter o escriben en papel suave. Sus cartulinas y óleos colman las paredes de la Casa de Cultura Tomasa Varona, de esta ciudad. Acompañan un evento renovador por las características de su organización y genuino por el arte que reverencia en su seno.

Fundora retrata a un Hugo Chávez bucólico e inspirador, con sombrero y una rosa. Define las líneas de la frente y el mentón de Pablo Armando Fernández, seguramente para estampar ese momento creativo del premio nacional de Literatura. Da color a la piel del repentista Emiliano Sardiñas y delinea su acostumbrada sonrisa. Logra el gesto preciso a la dama de la campiña, María del Carmen Prieto... Rogelio nos deja extasiados con todas esas facciones que su pincel refleja sobre las 25 personalidades en las que se inspiró para captar así, desde la plástica, a quienes también influencian y prestigian la Jornada Cucalambeana, la cual cierra sus puertas este martes.

El certamen tunero ha marcado no solo esta expresión artística, el mismo muestra diversas visiones de la campiña cubana. Son esas miradas su gran aporte, ya que en la ciudad natal de Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, desde hace más de nueve lustros, se reúnen poetas, bailarines, repentistas y pintores que enriquecen con su quehacer un arte absolutamente genuino.

Una pregunta de Juventud Rebelde a tres conocidos artistas y un escritor generó las más interesantes respuestas. ¿Cuánto ha influenciado la Cucalambeana en la literatura, la música, la danza y las artes plásticas?, fue una inquietud nuestra, meditada por el escritor y poeta Carlos Esquivel, el pintor Nelson Domínguez, la coreógrafa y primera bailarina del Conjunto Folclórico Nacional Silvina Fabar, y el repentista Luis Paz «Papillo».

Para Carlos Esquivel la Cucalambeana, con sus concursos y espacios para la décima, es un momento para visibilizar a los poetas. «Aunque hay cosas que mejorar e ideas que revolucionar, indudablemente este es uno de los espacios donde ha trascendido una especie de mapa de fulguraciones literarias alrededor de la décima. Grandes autores que son parte de la buena poesía que se escribe en este país, han comenzado ganando el Premio Cucalambé. Varios de estos poetas forman una vanguardia que está dimensionando la escritura, no como un acto de liberación, sino de búsqueda, de exorcismo y también de experimento».

Esquivel destaca el papel de la Casa Iberoamericana de la Décima en la promoción y la convocatoria de concursos que contribuyen a lo que él denomina la «renovación» del proceso literario de este tipo de escritura. «La décima, sin lugar a dudas, es hoy uno de los referentes, una de las formas de expresión que tiene la poesía cubana. Varias maneras, tendencias, búsquedas formales, marcajes tutelares, están demostrando que la décima escrita le aporta a la poesía nacional una zona de frescura y de renovación formal que se estaba perdiendo...

«Porque muchos escritores, sobre todo de las últimas generaciones, han demostrado que la décima puede competir como otra forma más, muy distintiva, muy coherente, dentro de este aspecto literario cubano», sentencia el autor de Epigramas malditos.

A Nelson Domínguez lo que más le llama la atención como pintor es lo que se está fomentando en el territorio relacionado con la plástica, que va conformando el cúmulo de la cultura de Las Tunas. El destacado artista de la plástica y premio nacional de esa manifestación, además de inaugurar su exposición Gráficas actuales en el Teatro Tunas, ha podido apreciar las muestras de otros colegas cubanos y extranjeros, las cuales «fomentan una cultura en el pueblo tunero, el mayor beneficiado de este evento».

Es que la Cucalambeana deviene portadora de las tradiciones autóctonas cubanas. Así lo asegura Silvina Fabar, premio nacional de Danza.

«En estos momentos, unos cuantos jóvenes están bailando aquí. Han venido de 11 provincias del país y eso es muy importante, porque quiere decir que hay un movimiento popular relacionado con lo campesino», indica Fabar, quien elogia el Encuentro de Danzas Campesinas que se desarrolla como parte del evento y que no tiene un carácter competitivo.

Silvina resalta la calidad de los conjuntos musicales presentes en la Jornada, y partes indisolubles de las coreografías de los grupos danzarios. De estos últimos destaca la participación de Maraguán, «referente mundial de nuestro folclor y uno de los grupos que estoy atendiendo, y con el que voy a hacer algunas coreografías».

Uno de los puntos más fuertes del certamen es el de la música. El conocido Luis Paz reconoce que para los improvisadores esta cita es considerada una de las principales de su manifestación. «Desde ese punto de vista el evento estimula a los repentistas a superarse y a hacerlo mejor cada vez, a ponerse metas, y siempre ha estado presente ese afán de autosuperación personal para ganarse un boleto y venir aquí».

Tanto es así que el también director del Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado confesó que «en sus inicios en este mundo de la improvisación, se veía a la Cucalambeana como la meca del repentismo. Tenías que pasar por los eventos de base, municipal y provincial, antes de llegar a Las Tunas. Ello incentivó a los repentistas a crecerse, para darse a conocer.

«Merecer el premio en el concurso Justo Vega es conseguir un reconocimiento nacional y que rompe con los contornos de las fronteras nacionales, porque aquí nos visitan muchas delegaciones y sus integrantes se llevan esas impresiones a sus lugares de origen», afirma Papillo.

Como un retrato de lo genuino, el espacio tunero lleva 47 ediciones erigiéndose cual punto de concentración para el arte auténtico, no en balde estos artistas y escritores le otorgan el mérito de influenciar las manifestaciones que cultivan.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.