Descendientes de Hemingway visitan Cojímar

Los nietos del escritor norteamericano John y Patrick se encuentran en Cuba para celebrar los aniversarios 60 del otorgamiento del Premio Nobel de Literatura a su célebre abuelo y 80 de la compra por él de su emblemático yate El Pilar

Autor:

Juventud Rebelde

Autoridades, pescadores y pobladores de la localidad costera habanera de Cojímar tributarán hoy una cálida acogida a los nietos del afamado escritor norteamericano y sus acompañantes, informó AIN.

En el Club Náutico Internacional Hemingway, de Cuba, John y Patrick encabezan una delegación de personalidades estadounidenses que viajó a La Habana para, entre otros propósitos, celebrar los aniversarios 60 del otorgamiento del Premio Nobel de Literatura a su célebre abuelo y 80 de la compra por él de su emblemático yate El Pilar.

De acuerdo con el programa, este lunes, a bordo de una flota de embarcaciones del referido Club, ellos zarparán de la Marina Hemingway, al oeste de la capital, para llegar a Cojímar, en cuyo centro histórico le rendirán homenaje al novelista y depositarán una ofrenda floral ante el busto allí erigido.

Con orgullo y alegría estarán presentes pobladores de esa comunidad como Marcelino Martínez González, quien le cantaba al autor de Por quién doblan las campanas cuando en los años 1958 y 1959 concurría al bar-restaurante El Templete, en La Habana Vieja, y ahora lleva 23 años haciendo lo mismo en la glorieta donde está esa efigie del destacado narrador.

«No tuve el honor de pescar con él, dijo, pero lo conocí muy bien, incluso el nombre del trío que a diario interpreta canciones a cuantos turistas visitan esta zona se llama Hemingway, del cual soy fundador, y particularmente Patrick, una de las nietas, cuando ha viajado a Cuba ha venido a saludarme, a conocer más de la vida de su abuelo».

Hilda Rodríguez, historiadora de la localidad, señaló que con el apoyo del gobierno local y del Club Naútico han procurado embellecer el centro histórico, en el que además del busto erigido a Heminwgay, están la antigua fortaleza El Torreón e instalaciones que recuerdan el inicio de las comunicaciones entre Cuba y Estados Unidos, mediante un cable marino.

«Les mostraremos a los nietos y demás acompañantes cómo el querido escritor vive aún en el corazón de muchos cojimeros, especialmente de pescadores con quienes compartió infinidad de veces en el bar-restaurante Las Terrazas, donde se conserva como reliquia el rincón o la mesa en la que solía almorzar con Gregorio Fuentes, patrón de El Pilar», precisó.

Ese será otro de los lugares de visita este lunes de la delegación norteamericana, y casi frente a la emblemática unidad está un taller de artesanos, en el que su principal promotora, Hilda Rodríguez, explicó que las pinturas y obras allí en exhibición y venta son alegóricas al mar, a la pesca de la aguja, al autor de El viejo y el mar. «Es una manera de hacer perdurar su legado, y por eso la presencia acá de sus nietos nos hace sentirnos orgullosos de que no ha sido en vano todo cuanto hemos hecho con ese propósito», manifestó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.