Una mirada a la tradición desde el Nuevo Mundo

Desde el pasado 24 de octubre y hasta el 30, se reúnen en Holguín más de 250 participantes de 21 países, 16 de estas delegaciones procedentes de naciones de Iberoamérica

Autores:

Yelanys Hernández Fusté
Héctor Carballo Hechavarría

HOLGUÍN.— En Cayo Bariay, ese punto místico de la geografía de este territorio, el Almirante pronunció, el 28 de octubre de 1492, una frase mágica. Cristóbal Colón, hombre adelantado a su tiempo que buscaba un camino más rápido para llegar a las Indias, encontró la isla «más hermosa que ojos humanos hayan visto». En Las Bahamas, 16 días antes, había descubierto, sin saberlo, el denominado Nuevo Mundo.

Alrededor de la fecha del «descubrimiento», se celebra en esta localidad la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, espacio que por dos décadas ha servido de vitrina para reflejar las influencias de la Península en nuestra región, pero también la riqueza cultural nacida en este lado del Atlántico. De ahí que desde el pasado 24 de octubre y hasta el 30, se reúnan en la ciudad más de 250 participantes de 21 países, 16 de estas delegaciones procedentes de naciones de Iberoamérica.

A los invitados y a los cubanos los une ese deseo de compartir experiencias y de hablar de sus tradiciones. Por eso asistieron al Congreso Iberoamericano de Pensamiento, recién finalizado, y protagonizan cada actividad organizada por la Casa de Iberoamérica, gestora de la Fiesta.

De hecho, muchos quisieran ahondar en los nexos de Holguín con España. Resulta importante destacar entonces que siete regiones se aplatanaron en el norte del oriente cubano y trajeron su cultura. La investigadora Mercedes Flores Casamayor, coordinadora del proyecto Centro Cultural Ibérico, asegura que esta migración ha influenciado considerablemente el arte de la ciudad, sobre todo en manifestaciones como la música y la danza.

Una puesta del Ballet de Lina Sanz, el fin de semana último, en el teatro Comandante Eddy Suñol, lo confirmaba. Con el espectáculo De palo pa’ rumba, la compañía repasó los distintos bailes, sobre todo de corte andaluz, y su simbiosis con las danzas criollas, en específico con la rumba y el son. Otras agrupaciones profesionales de la provincia integran en sus propuestas esa herencia, como sucede con el Ballet Español de Holguín.

Para Mercedes Flores, se trata de siete comunidades españolas asentadas en el territorio que superviven ante la mezcla de culturas que se da en Cuba. Naturales, sobre todo de Islas Canarias, Galicia y Asturias —-aunque también Cataluña, Cantabria, Islas Baleares, y Castilla y León—, se llegaron a estas tierras desde finales del siglo XIX y principios del XX.

El proyecto Centro Cultural Ibérico cuenta con ellos para mantener vivas sus tradiciones, a través de actividades que no solo tienen lugar durante las Romerías de Mayo y la Fiesta de la Cultura Iberoamericana (FCIA).

«En un principio eran actividades específicas dentro de la FCIA. Pero empezaron a crecer a partir de 2006, cuando se creó nuestro proyecto con el objetivo de aunar, recrear y mantener viva la memoria de la cultura de la Península. Trabajamos todo el año. Cada comunidad cuenta con un día en el mes para reunirse y hacer sus actividades».

Para esta edición de la FCIA, el proyecto Centro Cultural Ibérico, con sede en el Museo Provincial La Periquera durante el evento, exhibe una exposición que avala la Federación de Sociedades Españolas, entidad que envió 11 trajes típicos.

Es que la presencia de la cultura española en la Isla ha sido visibilizada en las 20 ediciones de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, como explica a JR Eduardo Ávila Rumayor, presidente de su comité organizador y director de la Casa de Iberoamérica.

«Esta es una región de naturales y descendientes de origen español. Ello ha generado que durante la Fiesta existan proyectos relacionados estrechamente con esa cultura. Sin embargo, el evento abarca una geografía mucho más amplia y ha tenido que ir modificando el concepto con el que la Casa de Iberoamérica lo inició, ya que han surgido nuevas visiones sobre la zona.

«Desde el año 2006 se plateó una interrogante: ¿Qué tanto aportó Latinoamérica a ese concepto? Por ello presentamos el eslogan: Ameroiberia, ¿utopía o realidad?, en formato de pregunta para indagar en los aportes de este lado del Atlántico a esa cultura. Pienso que la Fiesta tiene el reto de expresar ese balance necesario en las presentaciones artísticas y en los debates del Congreso de Pensamiento».

En ello trabajará también la XXI edición, cuya convocatoria fue presentada este martes en el espectáculo Dos mundos, en Cayo Bariay. Hoy tendrá lugar el encuentro de la VII edición de la Brigada Artística Internacional de Solidaridad con la Brigada Arte Rebel de la Asociación Hermanos Saíz, en el municipio de Gibara, mientras para las jornadas finales se anuncian conciertos, presentaciones teatrales y danzarias, así como proyecciones cinematográficas, entre otras atractivas propuestas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.