Para no salir del cine - Cultura

Para no salir del cine

Un recorrido por algunos de los títulos del panorama internacional que te pondrán en contacto con el trabajo de reconocidos directores y actores del orbe

Autor:

Jaisy Izquierdo

El Festival de Cine de la Habana destaca tanto por la confluencia de lo mejor que se realiza en la región latinoamericana, como por reunir otros acentos que nos pueden llegar desde las cinematografías más desconocidas.

Películas con probada calidad estética e historias inquietantes, realizadas más allá de nuestro continente, se incluyen como presentaciones especiales en la cita habanera, filmes que destacan por la persistencia de sus creadores en seguir soñando que el cine es un arte.

Dos de ellas, Las noches blancas del cartero y Pablo Escobar: Paraíso perdido, han creado grandes expectativas pues vienen acompañadas respectivamente de dos personalidades, el maestro ruso Andrei Konchalovsky y el actor puertorriqueño Benicio del Toro, a quienes se les entregará un Coral honorífico en esta 36 edición del Festival.

La nueva película de Konchalovski, la tercera dedicada a la Rusia profunda, relata la historia de un cartero, Alexéi Triapitsin, que resulta ser la única conexión con el mundo exterior para los habitantes de una inhóspita localidad rural. Una obra rodada con actores no profesionales e inspirada «por Chéjov y Bresson», según su propio autor, quien se hizo con el León de Plata al mejor director en la Muestra de Venecia.

El veterano cineasta de 77 años, quien ha criticado duramente la «hollywoodización» del mercado ruso, rehusó la propuesta de que su película representara a su país en la próxima edición de los Oscar pues considera que «luchar por recibir un premio de Hollywood, me parece simplemente ridículo».

Vuelve Benicio del Toro a desplegar todo su magnetismo interpretativo a favor de un personaje real, asentado en la memoria popular de estas tierras latinoamericanas. Antes fue Che Guevara en la cinta de Steven Soderberg y ahora es el controvertido narcotraficante Pablo Escobar, detonante de un gran número de series y documentales.

El actor de la oscarizada Trafic, se pone bajo las órdenes del italiano Andrea di Stefano en esta, su ópera prima, Escobar: El paraíso perdido, y se acompaña del joven intérprete Josh Hutcherson, quien había trabajado a las órdenes de Del Toro en Siete días en La Habana.

Se mueve el guion entre el thriller y el drama romántico al adentrarse en la mirada de un joven surfista que cree haber hallado el paraíso en las playas colombianas y en el amor de María, una joven que resulta ser la sobrina del narcotraficante más perseguido del mundo.

Juega además con la ambivalencia de atracción y repulsión que puede desatar el famoso Zar de la cocaína. Para ello se centra en el último período de su vida en los que se dedicó a la beneficencia, y se le presenta construyéndose una pantalla de respetable hombre de negocios que le permitiría escalar hasta la Cámara de Representantes. Se despliega la cinta justo en el momento en que esa «máscara» comienza a derrumbarse, al declararle la guerra al Estado a punta de narcoterrorismo, dejando un reguero de cadáveres de ministros, abogados, periodistas, candidatos presidenciales y policías.

Otras presentaciones especiales de filmes de elevada calidad artística tendrán lugar en esta fiesta del séptimo arte. Tal es el caso de la coreana Hwajang, la islandesa Björk: Biophilia Live y La épica del Everest.

Con el título ambiguo de Hwajang, que en coreano puede significar tanto «maquillaje» como «cremación», el veterano Im Kwon-taek, de 77 años, alcanza su película número 102. El reconocido Padre del cine coreano contemporáneo se cuestiona ahora en su estilo personalísimo las encrucijadas que nos presentan la vida, la muerte y la sexualidad, al representar la confusión interna de un hombre de mediana edad que explora sus sentimientos por dos mujeres: su amada esposa que agoniza con cáncer y una colega joven y bella que podría cambiar el curso de sus días.

Björk: Biophilia Live es todo un espectáculo visual que ha sido descrito como «una grabación fascinante que nos muestra a una artista en control absoluto de sus muy personales poderes», según la publicación Variety. Dirigido por Nick Fenton y Peter Strickland, este documental concierto muestra a la multidisciplinaria artista Björk y su banda interpretando los temas mediante una amplia variedad de instrumentos, desde los digitales, los tradicionales y hasta los que no entran en ninguna clasificación.

Biophilia Live, que combina elementos multimedia y naturales para crear un concepto artístico que se entrelaza con su título, fue grabado en vivo durante un espectáculo de la cantante en el Alexandra Palace, de Londres en 2013 como parte de la promoción de su álbum lanzado dos años antes, Biophilia.

Una rara avis museográfica resulta La épica del Everest. Un registro visual de la polémica expedición de George Mallory y Andrew Irvine que fue filmada por el explorador John Noel con una cámara de manivela, y que se estrenó 89 años después gracias a la restauración del British Film Institute (BFI), institución que no en balde la considera uno de sus máximos tesoros.

La «reliquia» fílmica de la cual solo se había visto antes pequeñas porciones, participó sin proponérselo del drama de la desaparición de los notables alpinistas en su tercer intento por tocar la cima del mundo. Las imágenes de Mallory e Irvine a solo 250 metros de su empeño esconden aún el misterio de si lograron o no su desafío.

Para no perdérselas…

Otro trío viene avalado, desde la sección Panorama contemporáneo internacional, por el aplauso de los más importantes circuitos festivaleros del orbe: Sueño de invierno, del realizador turco Bilge Ceylan, laureado con la Palma de Oro del Festival de Cannes en 2013; Madre e hijo, del rumano Calin Peter Netzer, que acaparó para sí el Oso de Oro de la Berlinale y El gran cuaderno, de Janos Szász, quien alzó el Globo de Cristal del Karlovy Vary.

La primera, inspirada en relatos de Chejov, León Tolstoi y Fiodor Dostoievski, se erigió además como la cinta más larga en la historia del evento que se alza con una Palma de Oro. Pero los que trasciendan las tres horas de duración podrán admirar esta obra grande —más allá del metraje— que se vale de la nieve para hablar de los fríos que se cuelan en la existencia humana, del sisma que separa a poderosos y desposeídos.

Por su parte, el director rumano narra el desmesurado y asfixiante amor de una madre por su hijo para mostrarnos al mismo tiempo el mundo de los nuevos ricos, la corrupción y el tráfico de influencias que reinan en Rumania. Mientras, el maestro húngaro János Sász ubica su relato en una Hungría traumatizada y arrasada durante los últimos años de la Segunda Guerra Mundial, y a través de los ojos de dos hermanos mellizos retrata la pérdida de la inocencia de los damnificados por la guerra.

Si eres de los que persiguen a actores consagrados, entonces no debes renunciar a los más recientes trabajos de Catherine Deneuve (El viaje de Betie), Shirley MacLaine junto a Cristopher Plummer (Elsa & Fred), Willem Dafoe (Pasolini) y  la joven Zoe Saldaña acompañada de un elenco de primera en Guardianes de la Galaxia.

La célebre actriz francesa, a sus 70 años, protagoniza esta cinta escrita especialmente para que ella interpretara a una mujer que da un giro inesperado a sus días. Otro mito del cine, Shirley MacLaine, aprovecha sus ocho décadas para dar vida a Elsa, una mujer de edad avanzada que vuelve a enamorarse de un octogenario Fred (Christopher Plummer) y reconstruye con él el famoso pasaje de La dolce vita, de Fellini, en la Fontana de Trevi.

A otro grande del cine italiano pone piel Dafoe. «Intentamos hacer una experiencia cinematográfica que honrara lo que es para nosotros», ha declarado el magnético actor de Anticristo, quien además confesó que cuando preparaba su papel de Jesús en La última tentación de Cristo (Martin Scorsese), revisó obsesivamente El evangelio según San Mateo, de Pier Paolo Pasolini.

Finalmente, la décima película del universo cinematográfico de Marvel, Guardianes de la galaxia, aúna para esta aventura de superhéroes y amplio despliegue de efectos especiales, a un reparto de primera línea hollywodense. Comparten el protagónico Chris Pratt y la chica de Avatar, Zoe Saldaña, a quienes se suman Bradley Cooper, Vin Diesel, Glenn Close y Benicio del Toro.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.