Espero venir con Guns n’ Roses a Cuba

Richard Fortus, el guitarrista rítmico de la afamada banda norteamericana de rock, visita la Isla como parte de The Dead Daisies, con la que se presenta esta noche en La Tropical

Autor:

Yelanys Hernández Fusté

En la melodía de Yesterday, interpretada por The Dead Daisies hay mucho del jazz, sobre todo logrado por la utilización de los teclados y la guitarra. La rítmica de este último instrumento sorprendió a no pocos en el teatro Maxim Rock, de La Habana, el miércoles pasado, cuando la banda multinacional ofreció su primer concierto en Cuba. Es que la toca, como nadie, Richard Fortus, quien pone ese sabor sureño también en el grupo Guns n’ Roses.

Seguidor de Robert Fripp, John McLaughlin, Jeff Beck y Wes Montgomery, Fortus es un experimentado instrumentista y, junto a A. Bumblefoot, completa el set de guitarras de la mítica banda norteamericana. También Richard forma parte de The Dead Daisies, grupo con el que visita esta semana a La Habana, gracias a una invitación del Instituto Cubano de la Música y la Red en Defensa de la Humanidad.

En exclusiva para JR y sacando unos minutos de su ensayo para el concierto de esta noche en el Salón Rosado de La Tropical, Richard aseguró que actuar en la Mayor de las Antillas ha sido una de las mejores cosas que le han sucedido en su vida y desea convidar a sus colegas para que se presenten en la Isla.

«Estar en Cuba es una experiencia de vida. Algo que no pensé que me pudiera pasar», señaló Fortus, quien realizó estudios académicos en la Universidad del Sur de Illinois.

—¿Cómo un chico de Saint Louis, Missouri, siguió el camino del rock, si estaba rodeado de tanto del jazz?

—Es una larga historia. Se sentía en Saint Louis a Chuck Berry y muchos otros que allí nacieron. Ciertamente hay mucho blues en la ciudad, pero es también una urbe de rock and roll, no solo de jazz.

—Mencionaba el jazz y sé que le apasiona el blues, ¿algún sueño no cumplido con él?

—Me encantan el jazz y el blues. Son parte de mi vida. Con ellos crecí. No creo que haya terminado con ambos estilos, si no no tendría razón para tocar y hacer música. Los toco mucho, sabes. Lo hago con orquestas allá en Estados Unidos. No tengo aspiraciones de tocar un «solo», pero sí me gusta participar con algunos grupos cultores de estos géneros como Kim Massey y otros artistas.

—¿Cuánto le aportaron las bandas Pale Divine, The Psychedelic Furs y Love Spit Love a su manera de tocar la guitarra?

—Todos esos grupos son parte de mí. Escribí canciones para ellos. Siento orgullo de haber participado en esas agrupaciones, aunque ahora esté con Guns n’ Roses y The Dead Daisies.

—La década del 2000 fue increíble para usted: comenzó en Guns n’ Roses. ¿Cuál fue el primer pensamiento que le vino a la cabeza cuando le dijeron: «Ya eres parte de la banda»?

—Fue hace tanto tiempo. Creo que ya han pasado 13 años. La noticia me la dieron casi a finales de 2001. ¿Qué efecto tuvo? Dudé no poco. Obviamente, sabía quiénes eran los integrantes de la banda y su trabajo, el cual me gustaba mucho. Era diferente al de otras agrupaciones. Pero era también otro estilo, muy distinto al que yo interpretaba. Sin embargo, estaba muy contento, porque tenía amigos en ese grupo e iba a tocar con ellos.

«En ese tiempo Tommy Stinson, Robin Finn y Bryan “Brain” Mantia eran muy buenos amigos míos. Para mí era una experiencia muy interesante y quería formar parte de eso».

—Guns n’ Roses ha marcado el hard rock de una manera fenomenal, ¿cómo anda la salud de la banda actualmente? ¿Saldrá algún disco, ya que desde la presentación de Chinese Democracy, en 2008, no editan ninguno?

—Grabamos ahora mismo. Estamos terminando y pensamos estrenar este año algo nuevo. No sé si vamos a sacar un álbum completo, pero saldrá música nueva. Y la banda está genial.

—Richard, ¿vendrían Axl Roses y todos tus colegas de la banda a tocarle a los seguidores cubanos?

—Eso espero. Cuando regresemos a casa, vamos a hablar muy bien de esta experiencia aquí, en Cuba.

—¿Quizá pueda convencer a Axl Roses?

—Sí, trataré. Será muy difícil, pero con lo que The Dead Daisies ha hecho esta semana aquí, se abrirá el camino para que otras bandas vengan a la Isla.

—Hablando de The Dead Daisies, ¿cuéntenos cómo lleva también este proyecto?

—Comencé con The Dead Daisies hace par de años. Es un proyecto muy personal. Lo integran mis mejores amigos y estoy muy entusiasmado de formar parte de él. Escribimos las canciones y la música juntos. Me siento muy orgulloso por estar ahí.

—Estamos en los Estudios Abdala, ¿indica que The Dead Daisies está grabando con músicos cubanos?

—En realidad no hemos grabado, lo que ha pasado es que ensayamos con ellos aquí. Quizá esta tarde hagamos algo. Pero de todas maneras ha sido una experiencia fantástica trabajar con los artistas cubanos; hay fabulosos percusionistas y también intérpretes de instrumentos de viento. Eso es conocido en el mundo entero.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.