Ácana florece con la lectura

La editorial camagüeyana que debe su nombre al poema del poeta nacional Nicolás Guillén, cumple 25 años de creada con la suerte de merecer el cariño de sus lectores

Autores:

Yahily Hernández Porto
Malena Alvarez

CAMAGÜEY.— Fiel reflejo de su gente y de sus tradiciones, Ácana, la editorial camagüeyana que debe su nombre al poema del poeta nacional Nicolás Guillén, cumple 25 años de creada con la suerte de merecer el cariño de sus lectores.

Recuerda Alejandro González Bermúdez, fundador y escritor de esta casa editora, que el Sistema de Ediciones Territoriales (SET) se creó en el año 2000 «para proteger y perpetuar la historia local, lo cual le permitió a Ácana, como a sus iguales en el país, desarrollar un trabajo de impacto regional».

El también especialista de Promoción del Centro Provincial del Libro, quien nos regala esta vez La pasada niebla en la Feria del Libro en Camagüey, poemario que agasaja a poetas cubanos, comentó a JR que la apertura del SET y la introducción de tecnología digital posibilitaron que durante sus más de dos décadas de existencia, Ácana haya publicado unos 400 títulos «de probada calidad literaria, que le han propiciado un prestigio de alcance nacional».

Según Mayelín Portales Joba, editora principal, Ácana ha tenido como prioridad satisfacer las demandas literarias de un público diverso, de manera que «continúa tan viva como en sus inicios». Y una demostración de tal aseveración se encontrará en la gran fiesta de la literatura (se celebra desde hoy hasta el 12), gracias a la cual se presentarán no solo las propuestas nacionales, sino muchos otros textos nacidos de la profesionalidad lugareña.

Así, en la Feria se ofrece Albores de una grandeza. Curiosidades de Puerto del Príncipe (1514–1700), de Odalmis de la Caridad Martín y Ramiro Manuel García, quienes desentrañan situaciones nunca antes reveladas y esclarecen circunstancias históricas nacionales y regionales de la antigua villa. En representación de las investigaciones históricas y socioculturales se halla Calles y callejones de Camagüey. Entre la leyenda y la historia, de Marco Antonio Tamames, volumen que entreteje no solo leyenda e historia, sino que apuesta por la defensa del patrimonio cultural conservado en la memoria colectiva.

Mientras tanto, hechos curiosos protagonizados por los habitantes de esta urbe principeña son relatados por Ricardo Muñoz en Del Camagüey: Historias para no olvidar II, obra en la que aparecen pasajes casi ocultos en la historia local.  Una verdadera aventura del tiempo y el espacio es La jurisdicción de Santa María del Puerto del Príncipe. 1607-1878, del cartógrafo José María Camero, que recoge 26 mapas que muestran los cambios ocurridos en esta geografía.

Ácana destaca también por su respaldo a las publicaciones infantiles, y en esta ocasión brinda una reedición de Mapucha, de Miriam Estrada, libro que, al decir de Desiderio Borroto, máster en Cultura Latinoamericana por el ISA, «regresa para devolver candidez cuando en otros sitios llueve el espanto».

También interesante se presenta la historieta Camagüey, medio milenio de historia y leyendas, de Ángel Velazco, que acierta con estas breves reseñas a modo de curiosidades, que funcionan para toda la familia, aunque el libro esté dirigido esencialmente a los más pequeños.

A tono con las transformaciones educacionales y para hacer del conocimiento un juego, Evelin Queipo Balbuena creó Ciencias en apuros, que sugiere didácticos crucigramas a los adolescentes, que no permiten holgazanear.

Y luego, además de Cocinando con amor, de Jaime A. López, quien compendia recetas de la culinaria citadina, cubana e internacional, la editorial publica cuatro novelas contemporáneas: El constante aleteo, Los náufragos de la paradoja, Escuchando a Miriam H y Lamento y perdón, de los autores Yudarkis Veloz, Soledad Cruz, Marcial Gala y del Héroe Orlando Cardoso Villavicencio, respectivamente. Es de ese modo que Ácana como mejor festeja su primer cuarto de siglo de existencia.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.