El periodismo cultural posee un compromiso

Un rol determinante con todo lo que se conciba dentro del modelo económico cubano tiene el periodismo cultural, expresó Julián González Toledo, ministro de Cultura en el país

Autor:

Yahily Hernández Porto

Camagüey. — «El ejercicio del periodismo cultural, del criterio multiplicado y la crítica profunda en los medios de comunicación masiva del país, es necesario para cultivar la creación artística y preservar la cultura cubana», destacó aquí Julián González Toledo, ministro de Cultura.

El titular del ramo argumentó que el periodismo cultural posee un rol determinante, un compromiso, con todo lo que se conciba dentro del modelo económico cubano. «Su ejercicio lo fortalece», valoró.

Ante destacados intelectuales, reporteros culturales y dirigentes del sector, del Partido y el Gobierno en el territorio, Julián González estimó de imprescindible utilizar en ese ejercicio reporteril, para la crítica de arte, todas las variantes posibles, y ponderó las más de 200 revistas y espacios digitales que funcionan en el país.

Apuntó entre los desafíos que imponen la crítica cultural en las diversas manifestaciones del arte, incluso en aquellas que surgen a partir de las nuevas tecnologías, «la reformulación de las revistas culturales que demandan de reporteros entrenados en esta compleja labor».

«La crítica de arte —destacó— exige de un profesional que interprete las disciplinas del arte, sus múltiples procesos culturales», subrayó.

Agregó que ejercer este modo de hacer periodismo en la contemporaneidad cubana es también un reto. «Desarrollarlo exige compromiso profesional, porque, además, se establece en un escenario que ha perdido el ejercicio de la crítica como necesidad para el crecimiento cultural de la nación», consideró el intelectual.

Expresó que uno de los propósitos del Ministerio de Cultura es crear un área informática para el libro digital. «Las tecnologías digitales se imponen en las generaciones actuales, "hijas" de la informática, a la que no podemos renunciar, porque estaríamos minimizando las posibilidades de llegar a ese heterogéneo público desde un producto de buena factura comunicacional y cultural».

Reflexionó que Cuba es una nación que produce excelente cultura. «La dimensión cultural del país es inusitada, de un desarrollo artístico creciente, que ha rebasado a las instituciones del sector, para convertirse en patrimonio tangible e intangible de la nación», declaró.

«La realidad apremia la promoción en los medios de lo mejor de ese desarrollo artístico, —hasta en los lugares periféricos—, para generar la cultura de la crítica y el debate desde la diversidad y heterogeneidad de criterios sólidos, objetivos y éticos», agregó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.