Peter de Cupere: el artista de los olores - Cultura

Peter de Cupere: el artista de los olores

Este creador belga presentará en la Bienal la obra El olor de un extraño, según él este es «un llamado al respeto a la mujer, sin la cual la existencia humana no hubiera sido posible»

Autor:

Aracelys Bedevia

De curiosos se llenará este día 23, en horas de la mañana, el Instituto Superior de Tecnologías y Ciencias Aplicadas de la Universidad de La Habana, una de las sedes de la 12 Bienal de La Habana, donde el belga Peter de Cupere realizará su arte, cuya visualidad está siempre acompañada por los olores.

Peter estuvo entre los participantes en La importancia de ser… arte contemporáneo belga en Latinoamérica, que permaneció por dos meses en el edificio de Arte Universal. Este singular hombre entonces atrapó los «aromas» de la contaminación de La Habana y se los impregnó al algodón que sirvió de nube a su proyecto instalativo Smoke Cloud.

«Soy un artista olfativo que trabaja con fragancias. En Europa se me conoce, pero no en Cuba. Cuando vine por primera vez, hace un año y medio, disfruté mucho el viaje. Este país es realmente hermoso. Ahora en la Bienal presento El olor de un extraño, un llamado al respeto a la mujer, sin la cual la existencia humana no hubiera sido posible.

«En este pequeño tubo de ensayo (dijo señalando a una de sus manos) está concentrada la esencia de la vagina de 49 mujeres de diversas etnias y partes del mundo. Con ella manipularé una flor y le daré un olor vaginal. No un olor sintético, sino verdadero, destilado de una manera especial en un laboratorio de investigación en Alemania», afirmó.

Mediante la ingeniería de las esencias, considerada por Peter como una de las posibles soluciones del futuro para salvar el mundo, este creador es capaz de cambiarle el olor a una planta por otro que no es el suyo. «Una rosa, por ejemplo, podría tener la fragancia de los geranios», enfatizó.

De Cupere genera una experiencia sensorial que trasciende el olor al crear objetos olfativos, pinturas y esculturas de jabón; crear videos y perfomances, dibujos tridimensionales e instalaciones. Pinta con esencias y experimenta con ellas como un alquimista contemporáneo. «Mi trabajo está muy enfocado en la relación sociedad-cultura-naturaleza-medio ambiente y también en el modo en que las personas se comunican a través de los olores», dijo.

No pocas polémicas ha generado su discurso creativo. Tal es el caso, por ejemplo, de Deflowering, una estatuilla de hielo que hizo con agua bendita y que resultó muy famosa porque al derretirse brotaba de ella un olor a esencia de vagina; o del pincel que realizó con vellos de pubis.

«Fue en el año 1995 cuando trabajé el tema en el arte. Mi primera obra importante llegó en el 98. Desde entonces he realizado más de 150 exhibiciones: 115 instalaciones y más de 400 obras de arte, incluido esculturas.

«El olor es solo una herramienta en mi obra como lo es la pintura para otros. No se trata solo de sustituir una fragancia por otra. Detrás hay una reflexión sobre qué está pasando en el mundo y hacia dónde vamos».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.