La voz eterna de Adriano Rodríguez - Cultura

La voz eterna de Adriano Rodríguez

El cantante falleció en la tarde de este jueves, tras una larga y penosa enfermedad

Autor:

Yelanys Hernández Fusté

Flor de ausencia es una canción que uno escucha una y otra vez. A la voz Pablo Milanés le hace una sinergia exacta la de Adriano Rodríguez (Guanabacoa, 27 de septiembre de 1924), vocalista esencia de la música cubana en las últimas cinco décadas y que partió hacia esa etérea eternidad en la tarde de este jueves, tras una larga y penosa enfermedad, según da cuenta una nota del Instituto Cubano de la Música.

Mas, Rodríguez nos legó muchos otros dúos, exquisitos, insustituibles. Su voz de barítono acompañó no solo a Milanés, también a Paulina Álvarez, Dominica Vergés, Guarionex Garay, Barbarito Diez, Celia Cruz, Carlos Embale,     Laíto Sureda y Edesio Alejandro, con quien en los últimos años se le vio con asiduidad.

Todavía recuerdo la emoción de Adriano cuando se le concedió el Premio Nacional de Música en 2013. Con el lauro se reconocía toda una vida dedicada al arte, a esa intensa manera de cantar que fue perfilada por su maestra Iris Burguet, y también en la Academia de Música de Guanabacoa y en el Conservatorio Municipal de La Habana y el Seminario de Música Popular.

Dueño de una potente voz, Rodríguez la moldeaba para cultivar con soltura el folclor, el arte lírico y la trova. Siempre inquieto, Adriano fue fundador de varias agrupaciones, entre ellas el Coro Polifónico Nacional (hoy Coro Nacional) y el grupo Trovadores Cubanos, en el que se mantuvo hasta 1973.

Dejó sus huellas en el Séptimo arte al intervenir junto a Ninón Sevilla en Yambaó, coproducción cubano-mexicana;  también en la cinta americana Árbol de fiebre, y en los filmes nacionales Cuba canta y Las doce sillas —es este último tuvo un papel breve.

Una extensa lista de lauros recibió en toda su carrera. Sobresalen la Distinción por la Cultura Cubana, las medallas Alejo Carpentier, entregada por el Consejo de Estado, y la Raúl Gómez García.

Ángel Adriano Rodríguez Bolaños contaba al morir con 91 años de edad. Su cadáver se encuentra expuesto desde este jueves en la Funeraria de Calzada y K, de donde saldrá el sepelio este viernes, a las 10:45 a.m., hacia el Cementerio de Guanabacoa.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.