¿Cambiará de nombre la Mona Lisa?

Debajo del rostro pintado por Leonardo Da Vinci podría esconderse otro diferente

Autor:

Juventud Rebelde

El ingeniero francés Pascal Cotte, creador de la técnica conocida como «método de amplificación de capas» (LAM, por sus siglas en inglés), asegura que tras la imagen que todos conocemos de la Mona Lisa se esconden dos retratos distintos, publica The Telegraph.

Cotte, que ha realizado investigaciones similares en diferentes obras de arte, cree que esta técnica permite analizar las pinturas de manera más profunda y explica que el método consiste en proyectar sobre la misma una serie de luces de distinta intensidad, las cuales son analizadas y permiten estudiar el objeto capa por capa. «Se pueden pelar como una cebolla todas las capas de la pintura. Podemos reconstruir toda la cronología de creación de la pintura», asegura el francés.

De acuerdo con los hallazgos, los datos de elaboración de la obra coinciden con los que hasta ahora se conocen: la ubican entre los años 1503 y 1517. Por otra parte, tras haber encontrado dos imágenes más debajo de la superficie externa de la figura que mostraron la existencia de un retrato con una cabeza, nariz y manos de mayor tamaño, así como de labios más delgados, se presume que se trata otra mujer. O, como la define el investigador, «la Lisa original de Leonardo».

El hallazgo ha generado diversas opiniones entre los conocedores del trabajo de Da Vinci. Por un lado, Martin Kemp, profesor de historia del arte de la Universidad de Oxford, opina que el descubrimiento no demuestra la existencia de una obra oculta bajo la mona Lisa, sino que se trata tan solo de rastros del «proceso continuo de evolución» que sufrió el retrato hasta convertirse en lo que hoy conocemos. Entretanto, el historiador de arte Andrew Graham-Dixon, considera el descubrimiento de Cotte de gran importancia y una de las «historias del siglo».

El hecho podría no ser del agrado de las autoridades del Museo de Louvre, que hasta el momento no se han pronunciado al respecto, ya que de ser comprobado conllevaría en el futuro a cambiar el título de la pintura. «Estamos hablando del adiós a la Mona Lisa», concluye Dixon.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.