Bajo las luces de las Lunas de invierno

La jornada de arte callejero que organiza anualmente la filial de la Asociación Hermanos Saíz, AHS, de Sancti Spíritus, se convierte en escenario ideal del arte joven del país

Autor:

Lisandra Gómez Guerra

SANCTI SPÍRITUS.— El presagio de muchas personas mayores de que el sereno daña la salud fue burlado durante varios días en esta ciudad, ya que diferentes generaciones de espirituanos y foráneos «asaltaron» sus más céntricas calles hasta altas horas de la noche para disfrutar de las propuestas de Lunas de invierno, evento de arte callejero, auspiciado por la filial de la Asociación Hermanos Saíz, (AHS), del territorio.

Bajo esas luces, la añeja villa del Yayabo tuvo del 10 al 14 de diciembre de «todo como en botica» y protagonizado por jóvenes exponentes del arte de vanguardia de diferentes provincias: presentaciones teatrales, danza, venta de libros, conciertos, inauguración de exposiciones, proyección de audiovisuales, convención de tatuajes…

Más de 60 acciones culturales despojaron la somnolencia y el ritmo apacible que caracteriza a la legendaria urbe espirituana. Una apretada agenda de espectáculos diversos, destinados a todos los grupos etarios, evidenció la magia de la entrega con verdaderas cualidades éticas y artísticas de cada uno de los creadores, según lo reconoció René Fernández Santana, Premio Nacional de Teatro e invitado al encuentro.

Y es que las Lunas..., a diferencia de otros eventos, considera el también Maestro de Juventudes, provoca fenómenos, acciones de interacción, de comunicación verdaderamente interesantes para el público, ya que sin imaginarlo a su paso por las arterias intercambia con una propuesta inteligente y poco común en su diarismo.

«Es una iniciativa que merece que vengan maestros capaces de ver el quehacer de los jóvenes y cómo expresan sus inquietudes y el público les responde», insiste el director de Teatro Papalote.

Y quizá, sea ese el mayor valor de este evento, el más integrador de cuantos se gestan en la provincia y de la filial espirituana de la AHS porque ha apostado, desde su génesis, sacar el arte de los cenáculos elitistas.

Justamente por su poder de convocatoria y reflejo del trabajo artístico contemporáneo, las Lunas... fueron escogidas por la presidencia de la organización que agrupa a los menos experimentados en Sancti Spíritus para iniciar las festividades a propósito del aniversario 30 de la AHS, de acuerdo con Alexander Hernández Chang, máximo líder de la joven vanguardia en la provincia.

Por esa concepción y a fin de que los espirituanos interactuaran con propuestas, no nacidas en la provincia, zanqueros, estatuas vivientes, bailarines y todo tipo de exponentes pintorescos irrumpieron la vida del centro histórico de una de las primeras villas de Cuba.

De esa forma, la celebración, asegura Luis Orlando Antúnez Zayas (Bambino), director general y artístico de la compañía teatral danzaria La Andariega, de Camagüey, responde al llamado hecho en todo el país, de hacer eventos que realmente logren un impacto sociocultural y, desde diferentes opciones recreativas, formen públicos, quienes no siempre por diversas razones apuestan por cruzar el umbral de las instituciones culturales.

Ese ha sido siempre la gran magia de esta fiesta, añade, quien visita en cada diciembre a Sancti Spíritus, porque a su juicio el arte puro llega a los espacios menos imaginados.

Escenario de superación

El 90 por ciento de los artistas que confluyeron bajo los influjos de las Lunas de invierno fueron jóvenes, miembros o no de la AHS.

De acuerdo con José Meneses, fundador del evento y director del grupo Teatro Garabato, de Sancti Spíritus, por vez primera, se incluyó en esta VII edición el talento evaluado por el sistema nacional de Casas de cultura. Por ello, el programa asumió el intercambio con agrupaciones folklóricas de la provincia, así como proyectos infantiles y galardonados con el Premio Escaramujo, máximo lauro de la Brigada de Instructores de Arte José Martí.

«Al integrarlos hemos podido suplir la ausencia de opciones como el arte circense o manifestaciones con menor fuerza en el territorio como la danza, fisura que nos laceró la calidad de la jornada en otros años», acotó.

Esa suerte de jubileo del arte joven se convirtió, tal y como considera Yankiel Toledo, actor de Guiñol Paquelé, proyecto yayabero, en el espacio perfecto para el intercambio de ideas, el conocer cuáles son las últimas tendencias en el panorama nacional, para así aplatanar esas experiencias en la escena espirituana.

Porque esta nueva convocatoria, asegura el actor y miembro de la AHS en la provincia, fue más integradora porque estuvieron presentes grupos de diversas tendencias y manifestaciones de diferentes territorios como Santiago de Cuba, Las Tunas, Camagüey, Villa Clara, Cienfuegos, La Habana y Matanzas; de todos los municipios espirituanos e incluso, hasta internacional con la presencia de los grupos de rock de Canadá Deahtfox y Drip.

«Esa simbiosis artística permitió aquilatar la vitalidad de las propuestas culturales juveniles y aprender de los que ya tienen una obra más consolidada. Y de esa forma, por supuesto, vigorizamos también a la AHS», expresó.

Tal y como lo considera Lisandra Gómez de la Torre, primera bailarina de la compañía de danza contemporánea de Camagüey Endedans, agrupación que a su juicio ya es familiar en tierra espirituana porque encuentra el escenario oportuno para compartir con otros grupos y, sobre todo, regalar sus movimientos en espacios públicos, donde logran una comunicación más personalizada.

Afortunadamente, la jornada de arte callejero espirituano, a fuerza de empeño y por sus resultados, alcazados tras enfrentar todo tipo de vientos, mareas y no pocos escollos organizativos, ya demostró que ha sido capaz de sumar a muchas instituciones, no sólo de la cultura, sino de educación, las dos universidades del territorio y la cadena de Hoteles Encanto, éxito de gran trascendencia, según Hernández Chang.

No obstante, aún falta que las luces de la celebración seduzcan al resto de las instituciones y organismos porque las Lunas… son de y para cada uno de los ciudadanos que en el mes de diciembre apuestan recorrer la ciudad-escenario.

Otros espacios

Además de las calles del centro urbano de la añeja urbe, los artistas plantaron bandera en el Teatro Principal, la Casa del Teatro, la sede del Comité provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), en el territorio y la del Guiñol Paquelé, escenarios que no solo garantizaron el confort para los espectáculos que lo requirieron, sino que permitieron diversificar las opciones.

Cuando se hace un evento de esta magnitud, apunta, Fernández Santana, dramaturgo matancero, se precisa explotar cada uno de los lugares para que cada quien seleccione según sus intereses. No es obligarlo a ver un tipo de arte, es demostrarle que existe una variedad infinita de propuestas, asegura.

Despojada de estrafalarias fórmulas y sin grandes trucos, ya la cita invernal- con pocos aires fríos- ha demostrado que Sancti Spíritus se convierte en plaza segura para el arte callejero. Tras cada edición la parada sube porque los transeúntes aprenden a valorar la variedad de propuestas existentes y exigen que las luces de las Lunas… alumbren con la verdadera autenticidad y vitalidad de los hacedores jóvenes de nuestra cultura.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.