El encanto de la sala oscura - Cultura

El encanto de la sala oscura

La Muestra de cine de Uruguay continuará en la Sala 1 del Multicine Infanta con Jamás leí a Onetti, como parte de la Feria del Libro que en su 25 edición tiene a la hermana nación latinoamericana como invitada de honor

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Con Jamás leí a Onetti continuará en la Sala 1 del Multicine Infanta la Muestra de cine de Uruguay, que acaba de comenzar con La demora, como parte de la Feria del Libro que en su 25 edición tiene a la hermana nación latinoamericana como invitada de honor.

Jamás..., documental coproducido con España que el director de cine y fotógrafo Pablo Dotta estrenó en 2009, constituye un homenaje al escritor Juan Carlos Onetti que recibiera el Premio Cervantes en 1980, y un lustro después el Gran Premio Nacional de Literatura de Uruguay.

Para materializar esta obra, el egresado en la Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de los Baños, que aquí asume también el guion, solicitó los testimonios de Dolly Onetti (la viuda del autor de Junacadáveres, Los adioses, El pozo, La vida breve y El astillero), de los escritores Eduardo Galeano y Antonio Muñoz Molina, de los periodistas Juan Cruz y María Esther Gilio, del director de la Biblioteca Nacional de Uruguay, Tomás de Mattos, y del dibujante Tunda Prada, así como de los músicos Fernando Cabrera y Jorge Drexler, encargados de concebir, además, la música original de esta obra.

Varios puntos de contacto tiene Mal día para pescar con Jamás..., que vio la luz el mismo año, obtuvo el apoyo de la industria del cine español y está inspirada en el relato de Onetti, Jacob y el otro. La película, dirigida por Álvaro Brechner, presenta en los roles estelares a Gary Piquer y a Jouko Ahola, escoltados por Antonella Costa.

Este drama, ópera prima de Brechner, cerrará este ciclo el día 20. Durante cien minutos Álvaro nos coloca frente a dos buscavidas que viajan por Latinoamérica organizando exhibiciones de lucha libre: un empresario pícaro, cínico e ingenioso, y su representado, un forzudo, excampeón mundial ya envejecido e incontrolable.

Mal día para pescar estará en pantalla después de que en el Infanta se exhiban el largometraje Miss Tacuarembó (18 de febrero) y el documental El padre de Gardel, los cuales tienen en común un escenario muy particular: Tacuarembó, la ciudad uruguaya capital del departamento homónimo.

Martín Sastre se puso detrás de la cámara para rodar este musical que nos pone al tanto de los sueños de Natalia, una niña que crece durante los años 80 bajo la influencia de la telenovela Cristal y la película Flashdance, y descubre que ser coronada Miss Tacuarembó es su única posibilidad de dejar atrás su aburrido pueblo y emigrar a una gran urbe para convertirse en una estrella.

De 2010 es el primer filme de Martín Sastre para el cual convocó a un casting online al que respondieron más de mil niñas, en el que resultó vencedora la pequeña Sofía Silvera. Nominada a seis Cóndor de Plata por la Asociación de Cronistas Cinematográficos de Argentina y galardonada como la Mejor Película de la sección Zonazine, en el Festival de Cine de Málaga en 2011, ha logrado elogiosos comentarios de la crítica y la prensa especializada como: «un clásico del futuro» y «Divertida, fresca, audaz, sorpresiva, encantadora Miss Tacuarembó, seguramente, se convertirá en una de esas cintas de culto».

Pero más allá de ser el lugar desde donde partió la historia de ficción de Natalia, Tacuarembó es la tierra natal de tres afamados personajes a los que Ricardo Casas le ha dedicado magníficos documentales: el músico y compositor Eduardo Darnauchans (Donde había la pureza implacable del olvido), el escritor Mario Benedetti (Palabras verdaderas) y el coronel Carlos Félix Escayola (El padre de Gardel).

Toda una década le tomó a Casas investigar para llevar a adelante este trabajo con el fin de arrojar luz sobre la polémica que existe alrededor de la nacionalidad del máximo exponente del tango, y su posible parentesco con el militar. «Sobre el coronel se conocen su relación con Gardel y su vida amorosa, pero no su historia como promotor de la cultura, músico, compositor y cantante. Entonces me interesó rescatar a ese personaje que, en cuanto a historia de vida, es incluso más interesante que el propio Gardel», explicó sus motivaciones el cineasta.

Sin duda, estamos ante una muy atractiva muestra que, como informé al principio, completó La demora, realizada de conjunto con México y Francia, y que representó a Uruguay en la competencia por el Óscar a mejor película extranjera.

Con Rodrigo Plá al frente, quien reunió a su alrededor a actrices y actores como Roxana Blanco, Carlos Vallarino, Oscar Pernas, Cecilia Baranda, Thiago Segovia y Facundo Segovia, La demora consiguió en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano (2012) el lauro en el apartado de música original, en los Premios Ariel el del director más sobresaliente, y en el Festival Latinoamericano de Biarritz, el de interpretación femenina (Roxana Blanco).

Si todavía no se ha dado el gusto de disfrutar del tercer largometraje de Plá tras La Zona y Desierto adentro, entonces lo convido, querido lector, a rastrear este drama en el que podrá seguir a Agustín (Carlos Vallarino), un señor que olvida las cosas: está envejeciendo y lo sabe. Él y su hija María (Roxana Blanco) se quieren y, al mismo tiempo, no se soportan más. La demora es de esas películas que nos sacuden, y que como Jamás leí a Onetti, Miss Tacuarembó, El padre de Gardel y Mal día para pescar invitan a insistir en buscar el encanto de las salas oscuras.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.