Una fiesta para los niños salvadoreños

La extensión del proyecto en el país centroamericano está en su segunda fase

Autor:

Juventud Rebelde

El proyecto de La Colmenita salvadoreña entró en su segunda fase con el inicio de los talleres colmeneros y la apertura de audiciones, así como tiene lugar un mayor intercambio de experiencias para la implementación de la creación infantil, apoyada por especialistas cubanos.

En esta etapa se impartirán talleres de formación para niños y adolescentes, así como habrá audiciones para grupos teatrales en 15 casas de la Cultura de diferentes municipios, como San Salvador, Mejicanos, San Juan Opico, San Miguel, Dulce Nombre de María, Chapeltique, caserío El Mozote, Jiquilisco, Sonsonate, Santo Domingo de Guzmán, Soyapango, Ciudad Delgado, Santa Ana, Nuevo Cuscatlán y Zacatecoluca.

La apertura de esta fase del proyecto fue dada a conocer por la secretaria de Cultura de ese país centroamericano, Silvia Elena Regalado; la embajadora de Cuba, Iliana Fonseca, y el director nacional de Casas de la Cultura de la nación salvadoreña, César Pineda, según nota de prensa llegada a nuestra redacción.

Para Regalado fue una alegría informar sobre este proyecto, que catalogó como una verdadera fiesta para los niños y niñas de su país. Agregó que La Colmenita «es una llamita de esperanza en medio de la violencia, y contribuye al fortalecimiento de las inteligencias múltiples, a la conciencia del ser, a la esperanza de lo que podemos hacer desde nosotros mismos y a transformar la sociedad».

La Embajadora cubana informó que dentro de poco llegará nuevamente a El Salvador el equipo de especialistas de la Isla para continuar el proyecto. Esta fase es esencial porque se formarán los grupos teatrales en las casas de la cultura, destacó.

También en coordinación con centros escolares y alcaldías municipales se realizarán talleres de formación a facilitadores para crear las Colmenitas El Salvador.

El proceso también incluye realizar talleres de formación y visitas a hospitales, con el objetivo de crear equipos de voluntarios y capacitarlos para que intervengan en crisis, mediante la actuación de payasos terapéuticos, los cuales forman parte de la metodología de La Colmenita de Cuba.

Los beneficiados con estos talleres son, además, un grupo integrado por hijos de trabajadores y estudiantes de la Universidad de El Salvador y miembros del Coro Presidencial para el Buen Vivir.

El Director Nacional de Casas de la Cultura salvadoreño señaló que en el Festival Nacional Infantil de Teatro La Colmenita, previsto para octubre próximo, se presentarán las 16 puestas en escena que resulten del proceso.

Un promedio de 480 niños y jóvenes de entre cinco a 17 años serán capacitados con herramientas para la vida y bases técnicas en el arte. También se incluirá a 120 adultos para ejercer el voluntariado en técnicas para la prevención de la violencia e intervención en crisis por medio de arteterapia.

El proyecto de La Colmenita nació en Cuba hace 26 años.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.