El más grato divertimento pioneril

En homenaje al aniversario 55 de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) el Grupo Artestudio El Hombrecito Verde (GAHV), de La Habana, lleva su música y alegría las provincias centrales del país

Autor:

Lisandra Gómez Guerra

GUASIMAL, Sancti Spíritus.— La música, la actuación y la alegría que desprende el Grupo Artestudio El Hombrecito Verde (GAHV), de La Habana, inundó este consejo popular, alejado de la ciudad del Yayabo, como parte de la gira nacional que realiza por todo el país, en homenaje al aniversario 55 de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM).

El conjunto, que compartió escenario con el coro Cascabelitos, regaló la propuesta artística Fiesta de colores, con la cual intercambian con el público mediante canciones, bailes y juegos didácticos.

Bien lo saben Brandy, de tres años, y Crístofer Jesús, de seis años, dos guasimaleños que no dudaron en compartir el escenario con los pequeños actores y actrices para demostrar sus potencialidades histriónicas.

Con canciones legendarias del repertorio musical cubano, la agrupación deleitó, incluso, hasta a las personas mayores, quienes no se resistieron al ritmo y a la alegría de los infantes.

Pero no solo el consejo popular espirituano de Guasimal ha disfrutado del agasajo a la OPJM, porque desde el 6 de abril la compañía, dirigida por Jorge Pedro Hernández Medero, instructor de arte, lleva por comunidades y teatros disímiles propuestas de acuerdo con las particularidades de cada escenario.

Según Alcides Benítez Caballero, adolescente integrante de El Hombrecito Verde desde hace tres años, la experiencia no solo los ha forjado en el mundo de la actuación, sino que les ha permitido compartir con los pobladores su quehacer.

Mélani Cabreriza Fariña, otra de las pequeñas de la agrupación, aseguró que en cada una de las comunidades han recibido el mejor de los regalos: el aplauso del público.

El Grupo Artestudio El Hombrecito Verde incluye especialmente dentro de su gira nacional la presentación en salas teatrales, de uno de sus hijos: la compañía Verdarte.

De acuerdo con Susana Acosta Macías, profesora de Actuación del proyecto capitalino, esta compañía está integrada por adolescentes de más experiencia, quienes interpretan la obra Colba y su Historia, la cual recrea pasajes vividos en nuestro país, desde la época en que aquí residían los aborígenes hasta la contemporaneidad.

Por ello, el Teatro Principal de la ciudad del Yayabo descorrió sus cortinas para regalar a los infantes de la ciudad esta obra de alto simbolismo patriótico.

«Además de que fomentamos el amor por el arte, formamos valores e instamos a estudiar sobre nuestras raíces e idiosincrasia», expresó Acosta Macías.

El periplo en homenaje al aniversario 55 de la OPJM concluirá el 17 de mayo en las provincias del occidente del país.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.