Una casa llena de libros y de luz

Ediciones La Luz es una casa editora que se dedica a publicar y promover autores noveles del país y clásicos de la literatura universal

Autor:

Yunier Riquenes García

Ahora mismo, quien desee encontrar buena cantidad de escritores noveles cubanos puede buscar el catálogo de Ediciones La Luz. Esa es una de sus fortalezas: publicar y promover autores del país, aunque también sobresalen clásicos de nuestra literatura y otros allende los mares.

Ediciones La Luz es una casa editora que pertenece a la AHS y que se ha ido ganando el respeto de lectores, autores y críticos. Sus títulos ya pueden reconocerse en cualquier anaquel. Su equipo de trabajo está integrado por jóvenes que van aprendiendo en la medida en que hacen y sueñan.

Coincidiendo con el día del cumpleaños 19 de Ediciones La Luz, estuve en Holguín.

Adalberto Santos, uno de sus editores, apunta el nacimiento de la editorial el 7 de mayo de 1997 y reconoce su satisfacción de formar parte de esta casa editora. Adalberto empezó siendo un editor completamente verde, comenzó a editar un libro de Delfín Prats y recientemente acaba de convertirse en editor de Daína Chaviano. «Yo, que fui uno de sus lectores», afirma.

Por su parte, otra de sus editoras, Irela Casañas, cuenta que su primer libro lo trabajó junto a Luis Yuseff, director de Ediciones La Luz. Se trataba de la selección El sol eterno, que reúne a 20 poetas holguineros.

Casañas considera a la editorial como el lugar donde hay exigencia y tiempos por cumplir, aunque sea un ambiente juvenil. Trabajar divirtiéndose es muy atractivo, señala. Hubo un tiempo en el que solo teníamos una computadora para diseñar, ilustrar y hacer los informes de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), y revisar los correos electrónicos. Ahora, pasado el tiempo, no sé cómo pudimos, recalca.

Pero a Irela Casañas se le ve emocionada, le brillan los ojos cuando cuenta las alegrías al viajar a otras provincias y se le acercan autores con otras propuestas. «Hay quienes dicen que cuando editaba a Emily Dickinson parecía que traía sobre mí el espíritu de la poeta», dice. «También recuerdo con mucho cariño la antología de Saint John Perse, influyó en mi poesía».

Casañas se refiere a los retos de la edición: «A editar se aprende editando, equivocándose, buscando libros. Cada autor, cada libro es un mundo, una se parece a un sicólogo, aconsejando al autor, tratando que el libro llegue a un final feliz. Irela Casañas es editora de ensayo, tal vez por eso insiste en contar que cotejar las citas, las notas al final del documento o a pie de página, y que consultar las obras que son referencias, es lo más difícil.

También Irela quiere destacar el trabajo con los autores. «La edición se vuelve más exigente, para uno, con los autores más conocidos, sin embargo, los menos reconocidos son más resistentes a las propuestas de cambios, a las sugerencias. Algo que he podido notar es la humildad de los grandes autores».

El diseñador Frank Alejandro Cuesta no estudió Diseño, se graduó de Técnico medio en Informática, pero desde pequeño miraba los libros viejos en la biblioteca de Gibara, los escogía por la cubierta. De ahí su interés por hacer libros que llamen la atención desde la cubierta. Ya ha podido realizar más de medio centenar de títulos.

No le gusta encerrar las colecciones en camisas de fuerza. El libro debe decir aquí estoy yo, debe parecerse a su contenido y a su autor. Desde que el autor lo entrega, pensamos qué hacer con él». Frank busca por doquier, estudia, presenta una y otra propuesta.

Pero el trabajo de Ediciones La Luz no se queda solo en la cubierta del libro, agrega Frank Alejandro Cuesta, el trabajo incluye hacer gigantografías, la web, las presentaciones, los libros de memorias, los catálogos. La Luz piensa en todo el recorrido del libro y el autor. Nunca lo abandona.

Yailén Campaña, correctora, prefiere obviar su duro, a veces ignorado, y elige referirse al de la casa editora con el audiolibro: desde El brillo de la superficie, de Delfín Prats, o Retoño de almendros, para niños débiles visuales, salidos en la colección Quema palabras, ideada por Pablo Guerra, con la colaboración de la radio provincial en Radio Angulo y Radio Holguín La Nueva.

Luis Yuseff, el director, es absoluto: «Lo que hace La Luz es promover el arte joven cubano». Se refiere, además, al modo en que se acogen los proyectos: audiolibros, documentales, exposiciones de artes plásticas, conciertos de trova. «La confianza nos la hemos ganado trabajando, convocando concursos, logrando mucha participación. Este es un espacio para los jóvenes autores cubanos, pero es importante probar la valía». Y Yuseff invita a enviar originales para el plan 2017.

Comenta con alegría y esperanza, que, con el apoyo del Gobierno y el Partido en Holguín, se trabaja en la sede de la editorial. «El Primer Secretario del Partido en el territorio ha estado en las presentaciones de La Luz y al tanto, día a día, de la sede.

Muchos han sido los proyectos inclusivos de Ediciones La Luz. En ellos han estado implicados poetas, narradores, trovadores, escritores para niños, ilustradores, ensayistas, y mucho más que no pueden resumirse en este texto. Este año la casa editora celebra el aniversario 30 de la AHS, y se propone comenzar a celebrar sus 20.

Adalberto Santos, con casi 15 años en La Luz, afirma que la editorial ha ganado en estructura y reconocimiento por un trabajo persistente. «No puede esconderse La Luz, al menos por mucho tiempo…»

Irela Casañas afirma que los desvela la errata, la falta de ortografía. «Los autores siempre agradecen un texto bien trabajado. Y el editor es feliz cuando el autor está complacido con su obra. Es muy hermoso encontrar gente con los libros y escuchar sus comentarios».

Luis Yuseff coordina, guía. Sostiene que le encanta trabajar para los jóvenes. Compra sus libros, los busca, pero echa de menos más propuestas de los muchachos. Nunca quiero ser un obstáculo para ellos, aclara, siempre recuerda sus inicios. Cuando crea que soy un obstáculo, me alejo.

Frank Alejandro Cuesta se proyecta desde el diseño: «Todo lo hacemos a base de sueños. El año que viene cumplimos 20 y tenemos previsto lo que queremos hacer. Queremos tener una casa llena de luz con nuestros colores».

Por lo pronto, les sugiero encontrar los títulos más recientes que Ediciones La Luz ha puesto en circulación. Cuando los vea, le recomiendo los revise y los lea, que seguro también quedará iluminado.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.