Bendición de un teatro necesario - Cultura

Bendición de un teatro necesario

Durante una semana el teatro de figuras animadas ha conquistado escenarios y corazones con la 3ra. Bacanal que se realiza por estos días en diversos espacios

Autor:

Lourdes M. Benítez Cereijo

Durante una semana el teatro de figuras animadas ha conquistado escenarios y corazones con la 3ra. Bacanal de Teatro de Títeres para Adultos, que se realiza por estos días en diversos espacios.

Con 12 espectáculos de grupos nacionales y la participación de seis países invitados (Argentina, Colombia, Dinamarca, España, Italia y México), la cita presenta una muestra que destaca por la elevada calidad artística y técnica, según explicó a Juventud Rebelde parte de su comité organizador.

A las sedes del Teatro Nacional de Guiñol, la Sala Llauradó, el Centro Cultural Raquel Revuelta, el Teatro La Edad de Oro, y el Teatro Los Escolapios y Teatro de La Villa, ambos de Guanabacoa, se sumarán a partir del día 21 las subsedes de Pinar del Río, Villa Clara, Granma y Holguín, adonde viajarán los grupos foráneos.

Para esta ocasión Cuba entrega tres estrenos, ampliamente reconocidos por los organizadores del certamen. Se trata de Retablillo de Don Cristóbal y la Señá Rosita, de Teatro de Las Estaciones; Floripondín y Azucena, de Teatro Tentempié; y Delirium Tremens, una obra del dramaturgo Eugenio Hernández Espinosa, a cargo de la Compañía Teatral Océano.

Inspirada en los textos titiriteros de Federico García Lorca Los títeres de cachiporra y el Retablillo de Don Cristóbal, la primera de las propuestas nos presenta a la agrupación ambulante La Tarumba, que va de pueblo en pueblo contando las cosas de doña Rosita, casada con don Cristóbal. A medida que se representan las historias en el retablo, el espectador percibe que estas se entrelazan con la vida de la propia compañía.

Con esta pieza, Teatro de Las Estaciones, tropa matancera que dirige Rubén Darío Salazar, vuelve a mostrar por qué es uno de los conjuntos que marcha a la vanguardia del movimiento de teatro de figuras en la Isla, mediante su excelente quehacer en el rescate de la dramaturgia titiritera universal y nacional.

También desde la ciudad de los puentes llega Teatro Tentempié con Floripondín y Azucena. Con una labor desarrollada fundamentalmente en la televisión, en programas como Soy feliz y Barquito de papel, ese colectivo propone una versión de Fara Madrigal para el espectáculo unipersonal sobre la obra homónima, Premio Milanés 1997, de Jesús del Castillo Rodríguez. La pieza, tributo a José Jacinto Milanés, es una fabulación sobre una historia de amor frustrada en vida y que el tiempo ha perpetuado.

Entre las atracciones principales está, sin dudas, la selección de la Compañía Teatral Océano, uno de los grupos que con mayor éxito ha trabajado para la bacanal. Fundada en noviembre de 2002 en la localidad de Guanabo, la agrupación escogió la obra Delirium Tremens, de Eugenio Hernández Espinosa, y destaca porque es la primera vez que un texto del autor de Mi socio Manolo es llevado al teatro de figuras animadas.

Asimismo, los espectadores no deben pasar por alto el clásico de Arthur Miller, Las brujas de Salem. La obra constituye una interesante versión con títeres para adultos, que será defendida por Proyecto 8, conjunto integrado por estudiantes de la Universidad de las Artes. Precisamente del ISA, pero de la filial de Santiago de Cuba, se podrá disfrutar de My Valentine, a cargo de La Chimenea. Conformado por los estudiantes Dennis Pérez Ramírez, actor del Guiñol de Santiago de Cuba, y Heidy Almarales, actriz del colectivo tunero Kaos Teatro, el proyecto surgido en 2014 nos aproxima a Li y Den, dos soledades confinadas a un mundo hostil, quienes ven a través de su primer encuentro la única posibilidad de dar significado a sus vidas.

No faltan agrupaciones insignes como Teatro Papalote. Bajo la tutela del premio nacional de Teatro René Fernández Santana regala Cubaneando, una pieza que con la excusa del cabaret, ofrece un viaje desde (y hacia) lo más genuino de la cultura cubana.

El Mirón Cubano, fundado en 1984, y con larga experiencia en el teatro de sala y de calle, está presente en el certamen con dos obras: El viejo y el mar, basada en la novela homónima de Ernest Hemingway; y Fénix, un espectáculo de habilidades con fuego.

Completan la lista de obras del patio Historias bien guardadas, de teatro La Salamandra (La Habana); El amigo del mar, de Neón Teatro (Holguín); Cuba de sol a mi, de Teatro Andante (Granma); El fantasma, de Teatro sobre el camino y La compañía de Don Pompolla, del Grupo Rabindranath Tagore, ambos de Villa Clara.

De otras latitudes

Entre los seis países invitados sobresale Dinamarca, que estará presente con las agrupaciones Dansk Rakkerpak y Sofie Krog Teater. La primera, fundada en 1994 con el objetivo de crear teatro para niños, jóvenes y adultos, presenta Psycho Cut Street, una versión teatral de Psycho, obra del maestro del suspense Alfred Hitchcock.

En tanto, la segunda es una compañía solista creada en 2003 por Sofie Krog, que ha estado en los escenarios con La Diva. Del unipersonal, premiado en múltiples festivales internacionales, ha dicho la crítica especializada que es una magistral demostración de destreza, pues «parece imposible manipular tantos muñecos al mismo tiempo con solo un par de manos».

Repite en la bacanal un artista conocido por el público cubano, el maestro italiano Bruno Leone. El reconocido marionetista viene al frente de su compañía Teatro delle Guaratelle, para deleitar a los espectadores con Polichinela de la Mancha.

De Colombia se presenta la Fundación Teatro de Marionetas Ernesto Aronna con Show Time 2, La sociedad de los muñecos huecos; por Argentina Ladrones de Quinotos, con la obra El viaje de Hervé.

Las últimas noches de la bacanal serán para el Cabaret Titiritero, en el Café del Bertolt Brecht, a partir de las 10:00 p.m. Un lugar de intercambio y esparcimiento donde los títeres de varios colectivos serán los protagonistas. Se presentarán también en ese espacio la compañía Habana Compás Dance, el Septeto Sonido Son, la orquesta Salsa Habana, el solista Alex Benítez, y la Compañía Havana del Circo Nacional.

Respecto al desarrollo de estas jornadas realizadas cada dos años, JR conversó con Esther Suárez Durán, dramaturga, crítica teatral e integrante del comité organizador.

«Creo que la bacanal nació bendecida, porque poner a dialogar el teatro hecho con figuras animadas para adultos con el público era una necesidad, y cuando se identifica una necesidad y se trabaja para eliminarla, lo tienes todo; lo que se haga a partir de ahí va a fluir».

Para ella hay un avance sustancial que se percibe en el hecho de que muchos teatristas estén especialmente preparando espectáculos en esta modalidad, sobre todo aquellos que habitualmente no hacen teatro de figuras. La evolución se advierte también en el público, que ha crecido desde la primera bacanal hasta ahora. Eso los colma de satisfacción y demuestra, una vez más, que el movimiento de títeres para adultos sigue impactando.

En la cita está presente la Fundación Teatro de Marionetas Ernesto Aronna Foto: www.arteconexion.com

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.