Los 30 años de una superproducción sin fin

Se hizo reconocimiento a fundadores y quienes acumulan dos décadas en la escuela donde se han graduado más de 800 cineastas y más de 6000 han cursado talleres

Autor:

Abel Rojas Barallobre

Por un instante se vivió otra vez el año 1986 en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños. Fidel en la inauguración, las palabras de Fernando Birri al leer el acta fundacional, la emoción en los rostros, la incertidumbre de enrolarse en una expedición hacia lo desconocido, y la certeza de ser protagonistas del nacimiento de una escuela que dotaría al mundo de cineastas capaces de captar la realidad del mundo... todo confluyó de nuevo en la misma locación.

Gracias a la magia del cine que aprendieron a hacer, haciendo, se acercaron en el tiempo estas imágenes de hace 30 años, compiladas en el documental Luz de Aurora.

Cuando volvieron a encenderse las luces, ya en el 2016, la superproducción, todavía sin final visible, hacía un alto en la historia para mirar hacia atrás y recordar.

Y otra vez Birri habló a su escuela, a los protagonistas de «la utopía del ojo y la oreja», y les deseó «mucho aché, salud y buena estrella».

Con el corazón sobre el triángulo amarillo, el cuadrado azul y el círculo rojo, Susana Molina, décima directora de la EICTV, prometió seguir junto a estudiantes, profesores y egresados dándole vida a la utopía en este centro donde también Fidel vive y sueña la Revolución de la verdad y la belleza.

Fue una noche de memorias. Clara Carballea y María Elena Salgado, dos fundadoras, recordaron la impronta de Fidel, del Gabo, repasaron los fotogramas de 30 años, en tanto Aldemar Matías, cineasta brasileño, agradeció a Cuba y a Fidel, «ese avatar de la humanidad» que fundó y acompañó siempre a esta escuela donde el cine intenta ser redención y no veneno.

Hubo reconocimientos para los fundadores, y para quienes ya acumulan dos décadas en la escuela de todos los mundos donde se han graduado más de 800 cineastas y más de 6000 han cursado talleres.

José Antonio Valeriano Fariñas, miembro del Comité Central y Primer Secretario del Partido en el territorio, reconoció a este centro que ha colocado el nombre de San Antonio de los Baños en el mapa mundial como posiblemente el pueblo más filmado del mundo.

Les acompañaron María Elena Salgado, viceministra primera de Cultura; Juan Domínguez Miranda, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular; autoridades del Instituto Cubano del Arte e Industrias Cinematográficas, de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano y representantes del Cuerpo Diplomático acreditado en Cuba y egresados del centro.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.