Reconocida fotografía de Yander Zamora con Premio Rey de España

El fotorreportero de Granma reveló a Prensa Latina algunos secretos de la instantánea, que combina talento con mucho esfuerzo, y una pizca de suerte. La imagen es síntesis de un contexto singular en la Isla, la llegada del expresidente Barack Obama a los cielos de Cuba

Autor:

Juventud Rebelde

No hay casualidad en la imagen. El simbolismo, el contraste y la síntesis de un momento histórico que se aprieta para caber dentro de unas pocas figuras y su nitidez revelan un trabajo elaborado combinado con un talento envidiable. Es la imagen ganadora del Premio Rey de España de Fotografía, y la tomó el fotorreportero Yander Zamora en el contexto de la visita del expresidente norteamericano Barack Obama a Cuba.

El cubanofue galardonado el martes con el Premio de Periodismo Rey de España en la categoría de Fotografía por su instantánea Llegada de Air Force One, publicada en  marzo del pasado año.

El jurado de esta XXXIV de los premios valoró que la fotografía capta el momento en el que el avión presidencial de Estados Unidos, el Air Force One, va a aterrizar en La Habana por primera vez en la historia, «lo que supone un momento histórico en las relaciones entre EEUU y Cuba».

Al premio de Fotografía aspiraban 19 imágenes de distintos países iberoamericanos.

«Tengo muy claro que una sola imagen no define a un fotógrafo, lo define su trabajo, la constancia... pero ahora lo que hago ganó más visibilidad y mucha gente lo sigue», explicó a Pl el reconocido fotógrafo.

La foto del Air Force One -por la cual obtuvo el lauro español- de casualidad no tuvo nada, fue muy pensada, aunque siempre hay una parte para la suerte y la visión del fotógrafo, por supuesto, detalló, precisa la agencia.

Secretos trucos tras una estampa

«Cada uno de los fotógrafos en el equipo que cubrió la llegada de Barack Obama a Cuba en marzo pasado tenía una misión diferente, la mía era agarrar el instante cuando el avión llegara a La Habana. Pero no podía colocarme en el sitio que quería porque la seguridad no me dejaba pasar», recordó, según Prensa Latina.

«El motorista que me llevó al lugar vivía por ahí y estuve dando vueltas como un trompo tres horas antes de la llegada del Air Force One.»

La pizca de suerte

La suerte también tuvo su parte porque en el momento de la entrada del avión había unos almendrones (carros antiguos) en la carretera y sus colores eran muy parecidos a los del Air Force One, agregó en entrevista a la mencionada agencia.

Nunca esperé que tuviera toda esta repercusión, mi preocupación en aquel momento era hacer una foto que gustara, pero ahora muchos me dicen que la imagen va a quedar para la historia, que saldrá en los libros..., contó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.