Seducir con arte y amor

La tropa de abejas y zánganos que conduce Tin Cremata protagonizará un nuevo espectáculo en el Karl Marx, antes de que llenen de miel nuestros hogares, ya sea a través del disco El añejo jardín o por medio del concurso infantil de participación La Colmena TV

Autor:

Alejandro A. Madorrán Durán

Tanto placer, diversión y nostalgia causó el año pasado Ricitos de oro, los tres ositos y la década prodigiosa, protagonizada por los niños de la Compañía infantil de Teatro La Colmenita, que su director Carlos Alberto (Tin) Cremata anunció que su tropa volverá a presentarse en el Karl Marx este 20 y 21 de mayo, a las 5:00 p.m., con un nuevo espectáculo donde, como de costumbre, interpretarán con la gracia y la clase que los distingue, canciones que pertenecen al tesoro musical de la humanidad.

Tim Cremata. Foto: Roberto Suárez

Así como se puede deducir del título de esas próximas funciones, Ricitos Valdés, los tres ositos y ... la música cubana, los pequeños rendirán tributo a la novela de Cirilo Villaverde, y de manera especial homenajearán a los más importantes compositores e intérpretes de la Isla, de todas las épocas.

Cremata explicó que con ese propósito los artistas miniatura contarán una historia que atrapará a los espectadores en la cual actuarán, bailarán y cantarán temas inmortales como Te espero en la eternidad, de Adolfo Guzmán; y Rico vacilón, de Rosendo Ruiz, que junto a otras famosas composiciones integran una nómina muy selecta.

Aprovechándose de la complicidad de Juventud Rebelde, Tin informó que las abejitas compartirán el escenario con músicos de la talla de David Álvarez, director de Juego de manos; el sonero Eliades Ochoa, el percursionista Yaroldi Abreu, y los jazzistas Julito Padrón y Orlando (Maraca) Valle, entre otros reconocidos invitados a estas presentaciones que formarán parte de la clausura de la Feria Internacional Cubadisco 2017.

El añejo jardín

Más allá del teatro, La Colmenita, de conjunto con la casa discográfica Egrem, concibió un fonograma donde los pequeños, a dúo con consagrados artistas, defienden muchos de estos temas antológicos que se escuchan en Ricitos Valdés, los tres ositos y ... la música cubana, además de otros que asegurarán el disfrute de quienes aman nuestro rico patrimonio musical.

Se trata de una propuesta muy singular pensada para toda la familia, y especialmente para los más chicos que, gracias al magnífico quehacer de la compañía infantil, tienen la oportunidad de conocer más de nuestra cultura, y de sentir orgullo de ella, explicó Natalí Méndez, directora de Producción de la Egrem.

A nadie extraña que el sello discográfico nacido en 1964 y La Colmenita anden haciendo de las buenas suyas. Y es que no es la primera vez que de dicha unión surgen magníficos proyectos como aquel recordado álbum Las canciones de La Colmenita, y los DVD El Concertazo de La cucarachita Martina y Chiquilín.

Por tal razón el multipremiado productor José Manuel García no lo pensó dos veces y les propuso realizar este gran homenaje a la música cubana, explicó Tin en exclusiva a nuestro diario. El alto nivel que ha alcanzado la orquesta de la compañía contribuye decisivamente a que pudiera materializarse ese sueño.

Justo por tal razón, destaca Natalí Méndez, en el álbum se pudieron incluir clásicos como Cuidadito, compay gallo, de Ñico Saquito; Son de la loma, de Miguel Matamoros; El cuarto de Tula, de Sergio Eulogio González; Mambo Nº 5, de Dámaso Pérez Prado; Los tamalitos de Olga, de José Antonio Fajardo; y Guantanamera, de Joseíto Fernández, por solo mencionar algunos.

Además de facilitar que pudieran ser registrados todos esos afamados números, la Egrem posibilitó que quedaran grabados con el acompañamiento envidiable de figuras de la talla de Omara Portuondo (Y tú qué has hecho), Beatriz Márquez (Cómo fue), Adalberto Álvarez (Nunca llegará el final), Eliades Ochoa (Píntate los labios, María), quienes con gusto entregaron su arte inmenso para que este esperado fonograma quede para la eternidad.

El que los pequeños hayan compartido esa experiencia con tan reconocidos intérpretes e instrumentistas, que participan como segundas voces y acompañamientos, se corresponde con el deseo de que las nuevas generaciones preserven el legado de sus padres y abuelos, comentó Cremata.

El deseo mayor, manifestó Méndez, es que junto al CD titulado El añejo jardín y que está nominado al Cubadisco 2017, aparezca un audiovisual que recoja los espectáculos presentados en el Karl Marx.

La colmena tv

Como la popular compañía es incansable, sobre todo cuando se trata de defender y promover lo mejor de la cultura cubana, también trabajará para la televisión en el venidero verano, adelantó Tin Cremata. «Estamos en el proceso de ensayos de un programa que contará con igual despliegue tecnológico que Sonando y Bailando en Cuba, y que también lo producirá RTV Comercial», adelantó.

«Quedamos deslumbrados con la excelente propuesta de ambos espacios, que consiguieron llamar la atención de los jóvenes hacia aquello que nos hincha el corazón, y nosotros ahora queremos intentar lo mismo con los niños», explicó el Director.

Cremata añadió que La colmena TV será un programa de participación, donde los de menor edad tendrán la oportunidad de poner en evidencia su talento para el baile, la actuación, el canto y otras competencias que también estimularán sus valores humanos.

«Aunque es un concurso infantil podrá ser disfrutado por todos en casa. Ya terminamos el casting y trabajamos con los seleccionados para que en julio estemos listos y La colmena TV resulte de la preferencia de los televidentes».

La banda musical, los animadores, el entorno, la historia teatral, estarán a cargo de las abejas y los zánganos de Tin, quien completará el equipo que conforman el director de televisión Danilo Sirio, Jaime Fort en el guion (también fundador de la compañía), Ángel Alderete en la fotografía, y a Karel Renzoli como co-director de exteriores.

Si bien la maestría demostrada de esos creadores, la producción de RTV Comercial y, sobre todo, el encanto singular de La Colmenita pudieran presagiar el éxito del proyecto, Cremata no se confía, porque es consciente de los retos que impone pasar del lenguaje teatral al televisivo.

«La compañía lleva 27 años creciendo, haciéndose en las tablas, pero cambiar de medio exigirá de nosotros una dedicación absoluta», indicó quien sabe muy bien lo que ello significa, al haberse desempeñado en varias ocasiones como guionista y director artístico en la pantalla doméstica, como en la recordada serie Cuando yo sea grande.

¿Fórmula de éxito?

Desde su fundación el 14 de febrero de 1990, la compañía infantil de teatro La Colmenita ha recibido numerosos reconocimientos y se ha ganado el aplauso y el respeto del público cubano e internacional.

En todo ese tiempo, La Colmenita ha funcionado como una enorme aula multigrados que reúne a niños de edades que oscilan entre tres y 15 años, incluso algunos mayores que permanecen no conciben su existencia alejados de un colectivo que los enseñó a amar con más fuerza a la humanidad.

«Tenemos varias Colmenitas en Cuba y alrededor de 40 en el mundo. La última creada en nuestro país fue la de los chiquirriticos, porque no rebasan los cinco añitos. Son ellos quienes están protagonizando últimamente nuestras presentaciones», refirió Tin.

Su labor con los niños, incluidos los discapacitados, pone en evidencia el empeño de este colectivo en avivar la espiritualidad que siempre nace de la contagiosa cercanía que propician las artes, y su apego eterno por aquellos valores que nos hacen más justos y humanos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.