Con Cuba en el pecho

Cienfuegos y Granma inauguraron los festivales provinciales, previos a la cita mundial de Sochi, los cuales resultan espacios para el trabajo, el debate y la diversión sana

Autores:

Osviel Castro Medel
Glenda Boza Ibarra

CIENFUEGOS.— Definitivamente Yuliesky Pérez Navarro trae el agua: tremendo fue el aguacero en Palmira cuando fue seleccionado delegado directo al Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes (FMJE), y tremenda fue la lluvia de este martes cuando se unió al resto de los delegados de Cienfuegos, quienes suman ocho con dos invitadas.

Sería acaso por las cábalas religiosas de un sitio como Palmira o porque —como dijeron algunos— la naturaleza «bendijo» la cita provincial y con el agua vinieron las cosas buenas, que el centenar de participantes terminó con la ropa mojada, pero bien entusiasmado.

Aguaceros aparte, el Festival Provincial aquí dejó en sus asistentes el sabor alegre de una fiesta que trasciende la ciudad rusa de Sochi.

«Cuba es el único país del mundo que hace este proceso hacia lo interno, para sumar, motivar, incluir e intensificar la participación de los jóvenes en torno a las principales temáticas que preocupan al sector en Cuba y en el mundo», enfatizó Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC).

Seleccionada como parte de los perlasureños a la cita juvenil mundial, la también miembro del Comité Central destacó cómo estos encuentros territoriales son una fiesta para los jóvenes cubanos.

Y así es, porque este lunes y martes los muchachos tomaron las calles de Cienfuegos y lo mismo se les vio en medio de una obra aportando su esfuerzo, que en un tribunal antimperialista en los alrededores del Muelle Real.

«Yo estoy acostumbrado a acostarme tarde y a levantarme temprano, por eso no fue tan novedoso regresar a las tres de la mañana del concierto de Paulo FG y estar en pie a las seis para realizar un trabajo voluntario en el Museo Histórico Naval», refirió Yasmani Fortes Borges, mecánico de la Industria Azucarera 14 de Julio.

Vestidos a la moda, con pantalones de camuflaje o descosidos, en plataformas, tenis o zapatillas deportivas, los muchachos no solo se divirtieron o se integraron a obras de impacto social, sino además conocieron de primera mano sobre la situación actual de la provincia y sus perspectivas económicas y sociales.

La cita provincial reunió a jóvenes de la UJC destacados en varios sectores: unos más elocuentes que otros, unos trabajadores y otros estudiantes, unos más divertidos y otros menos entusiastas; pero todos llevando a Cuba en el pecho.

Emociones e historia

BAYAMO, Granma.— La doctora Liliana Licea Castellanos contó su experiencia desgarradora. Y no lo hizo desde la profesión, sino desde el alma de madre adolorida. Ella perdió a su bebé después de un año completo de ingreso en el hospital pediátrico General Luis Milanés, de esta ciudad.

«Necesitaba un ventilador artificial porque padecía el síndrome de Werdnig-Hoffman, que es una atrofia muscular espinal. Esos 12 meses los hubiera pasado en su casa, con el cariño de sus padres, abuelos y primos, solo faltaba adquirir el ventilador en Estados Unidos, pero el bloqueo que el Gobierno de ese país impone a Cuba impidió la compra», dijo entre sollozos.

Su declaración arrancó lágrimas a casi todos los presentes en el Tribunal Antimperialista, efectuado en el Parque Museo Ñico López, como colofón del Festival Provincial de Granma.

Luego de ese y otros conmovedores testimonios se presentaron oficialmente los 12 delegados de Granma al FMJE —dos de ellos directos—, procedentes de cinco municipios de la provincia. Todos fueron felicitados por Federico Hernández, primer secretario del Partido en el territorio.

Antes de esas emociones, los 150 asistentes al Festival Provincial desarrollaron un trabajo productivo en áreas cañeras del municipio de Bartolomé Masó; participaron en una acampada celebrada en la Plaza de Fiestas, de Bayamo; vivieron con alegría la Noche de las tradiciones, y protagonizaron, divididos en cuatro comisiones, intensos debates sobre la paz, la cultura, los derechos humanos, el empleo juvenil y otros temas que se analizarán en la cita de Sochi.

Asimismo, escucharon la disertación del historiador de la Ciudad, Ludín Fonseca, quien les habló de las leyendas reales que viven en la Plaza de la Revolución, de Bayamo, primera que tuvo ese nombre en Cuba, vinculada con la vida de Carlos Manuel de Céspedes, Perucho Figueredo y otros próceres que hicieron levantar la nación en tiempos fundacionales.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.