Retrato de una familia moderna

Modern Family nos presenta la dinámica, convivencia, conflictos y peripecias domésticas de tres núcleos familiares estrechamente conectados

Lourdes M. Benítez Cereijo
digital@juventudrebelde.cu
1 de Agosto del 2017 19:50:23 CDT

La razón de ser de la serie que motiva estas líneas se anuncia alto y claro desde el mismo título: Familia moderna (Modern Family). Tal y como su nombre indica, nos presenta la dinámica, convivencia, conflictos y peripecias domésticas de tres núcleos familiares estrechamente conectados, que conforman el inusual retrato de una parentela poco convencional.

¿Dónde radica su tan proclamada novedad? Sin dudas en sus integrantes. Por un lado, está el sesentón patriarca Jay Pritchet (Ed O’Neil) desposado con la despampanante colombiana Gloria (Sofía Vergara), 20 años menor que él; juntos comparten la tarea de criar al muy maduro hijo preadolescente de esta, Manny Delgado (Rico Rodríguez). Luego está la casi-contemporánea-con-su-madrastra, hija mayor de Jay, Claire Dunphy (Julie Bowen), quien con su pueril esposo Phil (Ty Burrel) tiene tres hijos diametralmente opuestos: la siempre preocupada por la apariencia y atontada Haley (Sarah Hyland), la estudiosa y a veces cruel Alex (Ariel Winter) y el no tan «iluminado» Luke (Nolan Gould). Mientras, el tercer grupo está conformado por el hijo menor de Jay, Mitchell (Jesse Tyler Ferguson) y su pareja Cameron (Eric Stonestreet), quienes acaban de dar un importante paso en su unión, con la adopción de Lily, una bebé de origen vietnamita.

Claramente sus escritores echaron mano a cuanto elemento encontraron para captar el interés: la diferencia de edad en las relaciones conyugales, la adolescencia en toda su complejidad, la interacción interpersonal cuando existen patrones culturales divergentes, las luchas matrimoniales para mantener la pasión viva; o la pareja gay que se estrena y enfrenta en la difícil tarea de ser padres, en una sociedad con esquemas de pensamiento todavía rezagados.

Christopher Lloyd y Steven Levitan —ambos comparten éxitos en series como Frasier—, intentaron mostrar de todo un poco, acorde con su visión de lo que son los «tiempos modernos». Sin embargo, creo que su idea de alejarse de tradicionalismos palideció en manos de personajes arquetípicos al extremo y de una mirada en no pocas ocasiones prejuiciosa, que nada tiene que ver con ese aire de actualidad o renovación que tanto pregonan.

El más claro ejemplo lo tenemos en el papel de Gloria, que con todo el encanto que pueda aportarle la actriz Sofía Vergara, queda resumido al cliché de la sexy voluptuosa latina, que pronuncia mal el inglés y cuyas tradiciones o identidad son vistas por el resto del clan como comportamientos exóticos y hasta bárbaros, en diversas situaciones.

Ante críticas y argumentos de que personajes como ese dañan la imagen de los latinos en Estados Unidos, la propia Vergara ha salido a la defensa, afirmando que esos elementos que mucha gente percibe como estereotipos o rasgos caricaturescos le parecen virtudes y que para ella Gloria es una amalgama de mujeres que conoce, ama y respeta. «¿Quién ha dicho que todas las mujeres latinas somos iguales? Es imposible caricaturizar a millones de mujeres de 20 países. Hay muchos tipos de latinas, así como hay muchos tipos y estilos de mujeres en el mundo», ha dicho a la prensa la intérprete.

Por otra parte, está la pareja homosexual de Mitchell y Cameron. Si bien es cierto que la producción abre espacios a temas todavía poco visibilizados en televisión como el matrimonio gay, la adopción o el establecimiento de una familia homoparental frente a los fuertes códigos tradicionales, lo hace también de una manera marcadamente parodiada. Me parece que es posible hacer buena comedia sin tener que convertir personajes tan disfrutables en figuras satirizadas hasta el absurdo.

«El programa se mofa de todos sus personajes, quienes representan diferentes estereotipos. Estos y la exageración siempre forman parte de cualquier comedia», afirmaba Steve Levitan en declaraciones ofrecidas a diferentes medios de internet.

Comulgo con el criterio del guionista. Hasta ahí todo bien. Por eso, tal vez crea usted que se me ha ido la mano y que me he pasado de criticona, pero sinceramente opino que no hay que ir a los extremos con tal de hacer un chiste y sacarle al espectador una carcajada. Solo me pregunto: ¿Hasta dónde somos capaces de llegar para provocar la risa? ¿Hasta dónde somos capaces de ignorar para reír?

Polémica

Jay Pritchet (Ed O´Neil) y Gloria (Sofía Vergara), una de las parejas de la serie.

En una de las discusiones entre Gloria y Jay, la colombiana dijo: «(…) Claro, porque en Colombia nos tropezamos con cabras y matamos personas. ¿Sabes lo ofensivo que es? Ni que fuéramos peruanos». Ese comentario despertó tal polémica que el embajador de Perú en Estados Unidos, Luis Valdieso, envió una carta a la cadena exigiendo disculpas.

Atraer espectadores

Modern Family se estrenó en la cadena ABC el 23 de septiembre de 2009, con muy buenos niveles de audiencia. En su haber sobresalen múltiples premios como los Emmy a la mejor serie de comedia. De hecho, fue la primera producción de ABC en ganar el galardón tras 22 años de sequía para la cadena en esa categoría.

Uno de los distintivos de la serie que más atrae a los espectadores es su forma narrativa, pues está realizada en formato de falso documental (mockumentary), donde los personajes hablan directamente a la cámara, y rompen la llamada cuarta pared, involucrando al televidente en la trama. Otra nota a su favor es que los episodios suelen terminar con la voz en off de uno de los personajes, que reflexiona en torno a un tema, dejando siempre una moraleja o el mensaje supremo de que la familia será siempre la familia, sin importar defectos o diferencias, una estrategia que en honor a la verdad ablanda el corazón y nos hace reconciliarnos con la serie.

Paradoja

Nolan Gould, interpreta a Luke en Familia Moderna.

A pesar de que Luke no es un personaje que destaque por su sagacidad, el actor que da vida al chico, Nolan Gould, se graduó en lo que para nosotros sería el preuniversitario con tan solo 13 años, para ingresar posteriormente en la universidad. Tiene un coeficiente intelectual de 150, lo que dentro de la gradación oficial corresponde a Genio y es miembro de Mensa (la asociación internacional de superdotados).

envíe su comentario

  • Normas
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio
    1. 1

      bvictor - 2 de Agosto del 2017 8:41:10 CDT

      Repetidamente leo articulos en el periodico sobre seriales extranjeros que no se han proyectado en Cuba, y sin embargo de los que si se estrenaron por la televisión cubana no leo ninguno. (Ej. Irreal,Bloodline, Training Day)

    2. 2

      Mokoya - 2 de Agosto del 2017 17:11:05 CDT

      hace falta que pongan un poco de estas series que estan muy buenas y divertidas porque todos sabemos que lo nacional no hay quien se lo dispare

    3. 3

      diandra - 3 de Agosto del 2017 8:39:24 CDT

      En lo personal considero que la serie es super comica, deberian trasnmitirla por la tv cubana que a parte de Panfilo no hay nada humoristico que sirva.

    4. 4

      Almir Ulises Metsre León - 8 de Agosto del 2017 8:53:59 CDT

      Hace un par de años vi la cuarta temporada de esta serie y me divirtió mucho, para mí el mayor atractivo lo tiene Gloria, su acento marcado es muy cómico. Recientemente vi un episodio de la última temporada y me decepcionó bastante, ha decaído como New Girl (de esta última destaco la 1ra temporada y el episodio con el músico Prince, a partir de ahí fue cuesta abajo, el guión se volvió pésimo y las tramas se tornaron muy forzadas y ultratontas).

      Uno de los distintivos de la serie que más atrae a los espectadores es su forma narrativa, pues esta realizada en formato de falso documental. Foto: Juventud Rebelde

      del autor

      en esta sección