Silvio en el barrio, con los niños

A los pequeños de Cuba y del mundo dedicó el trovador cubano su concierto del viernes en el consejo capitalino Pilar-Atarés, del Cerro

Autores:

Marina Menéndez Quintero
Roberto Suárez

A todos los niños y niñas de Cuba, y del mundo, dedicó Silvio su concierto del viernes en la noche en las inmediaciones de la antigua Escuela Normal de La Habana, en el Cerro, acompañado por una verdadera multitud de ellos y por muchísimos jóvenes que disfrutaron sus canciones.

La presentación formó parte de su ya conocida Gira por los barrios y fue una fiesta para los pequeños en vísperas de la celebración el próximo lunes del Día del Niño, y en el aniversario de la adopción por la ONU de la Convención de los Derechos del Niño, el 20 de noviembre de 1989.

Al abrir su presentación, Silvio recordó que vivimos en un país que ha hecho mucho por ellos, lo cual lo hace sentirse orgulloso. Los niños son el futuro pero también el presente, apuntó, y recordó que hay que trabajar con ellos.

También María Machicado Terán, representante de la Unicef en Cuba, señaló el ejemplo que la Isla representa en la atención a la niñez, aunque advirtió que quedan en el mundo 16 000 menores que mueren todos los días por causas prevenibles, miles que no pueden aprender a leer y escribir y cientos de miles en la pobreza, razón por la cual llamó al compromiso del mundo en favor de los infantes, y agradeció al trovador el gesto de dedicarles sus canciones.

Una multitud de los pequeños residentes en el barrio, y de otros aledaños, matizaron con su alegría el concierto, que incluyó piezas antológicas muy cercanas a la niñez como El reparador de sueños y La gota de rocío, aunque la emoción alcanzó a los adultos, jóvenes o viejos.

Una bandera con la imagen del Che y varios carteles alusivos al emblemático intérprete podían verse en la multitud, donde destacaba el calor de un grupo de jóvenes estudiantes de Bogotá y Bucaramanga, quienes viajaron desde Colombia como turistas solo para escuchar al trovador, en primera fila, en una ocasión «pintada» para ello como esta, y después de estar ahorrando y preparando el viaje durante mucho tiempo, contaron a JR.

Invitado especialísimo de la velada fue el patriota puertorriqueño Oscar López Rivera, a quien Silvio saludó llamándolo «viejo y querido amigo». Junto a él, tres héroes cubanos que también conocieron la cárcel en EE. UU.: René, Gerardo y Fernando, actual presidente del ICAP, organismo que recibe en la Isla al luchador independentista boricua.

La fiesta siguió luego de que Silvio entonó la última nota, cuando alegraron la noche los niños de La Colmenita.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.