Gleyner y Daniela, triunfadores de Bailando en Cuba - Cultura

Gleyner y Daniela, triunfadores de Bailando en Cuba

El premio de la popularidad fue para Jorge Luis Calvaire Cuba y Zaida Liz Aymerich Medina, (pareja 13) que junto a Eduard Zaldívar Valdés y Maydelis  J. Martínez Romero, (pareja  15 ) participarán en el  Festival Salsa Casino de Cancún

Autor:

Juventud Rebelde

Gleyner Jesús Delgado Nápoles y Daniela Rojas O´Farril, la pareja número 9, ganaron la competencia de Bailando en Cuba (segunda temporada), y entre otros premios, disfrutarán de una beca con Crea Dance Fundation Maria Robira en Barcelona, España.

Pero no menos importante es que el premio de la popularidad fue para Jorge Luis Calvaire Cuba y Zaida Liz Aymerich Medina, (pareja 13) que junto a Eduard Zaldívar Valdés y Maydelis  J. Martínez Romero, (pareja  15 ) participarán en el  Festival Salsa Casino de Cancún. Habrá debates, pero todas bailaron bien y la decisión fue por detalles. Todos, sin embargo, ganaron.

Este espacio, con una factura impecable, contó con un jurado de excelencia, amado por el público y respetado por los concursantes: el Premio Nacional de Danza, Santiago Alfonso, más las estelares Lizt Alfonso y Susana Pous, esta última demostró con creces que es cubana por adopción.

Los jueces armaron las parejas, porque participaron en la selección de los 32 bailarines que competirían y sin proponérselo, escogieron habaneros, guantanameros, camagüeyanos…de casi todas las provincias, según reseñó el Portal de la Televisión Cubana.

Mención especial merece la sección que llevó Roclan González, que de Baracoa a Pinar del Rio fue enseñando bailes que quizás una buena parte de televidentes vieron por primera vez y son danzas insertas en nuestra cubanía.

En general, se bailó música cubana desde pop, bolero hasta el sucu suco, no hubo concesiones a ritmos que pueden ser del gusto de una parte del público, pero que no forman parte de nuestra riqueza melódica como nación. Los coreógrafos se lucieron y como rotaban a sus pupilos, todo fue con más esfuerzo, pero con ganancia para el competidor y el público. Y muy bueno que incorporaran la improvisación en cada programa, así se satisfacía la nostalgia.

Cada semana estuvo dedicado a un tema (poesía, son, afrocubano, Habana…) con un openning de Revolution, dirigido por Roclan, que anclaba el concepto de lo que se vería. Manolito Ortega, en la dirección general, no ha dejado dudas de que hoy por hoy es un maduro, osado  y eficaz director de programas musicales y danzarios.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.