Chucho Valdés y Patricia Sosa brillan en concierto habanero

Concierto para dos sigue su camino tras su experiencia en la mayor isla de las Antillas, pero dejó en grato sabor, el recuerdo de que una canción puede ser chispa movilizadora de buenos recuerdos y sueños por venir

Autor:

Juventud Rebelde

La cancionística latinoamericana mantiene en pleno siglo XXI su capacidad de apelar a lo más sensible del ser humano, música preferida por muchos que asumida por artistas con ingenio y talento renueva su virtud ante audiencias nuevas y conocidas.

Ese es el caso de Once: Concierto para dos, disco en el que se unen el jazzista cubano Chucho Valdés y la cantante argentina Patricia Sosa presentado este sábado en concierto en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso.

La propuesta cultural no es más que un pretexto para dar rienda suelta a la imaginación, una invitación a soñar y reflexionar, a sentir desde letras bien conmovedoras la magia de un piano y una voz intensa que acompañan, aun en el más triste de los recuerdos, según reseña PL.

El cubano volvió a mostrar buen tino al elegir a Sosa como su compañera para esta aventura, ya lo hizo antes con Omara Portuondo y Concha Buika, por mencionar par de ejemplos, ya que el repertorio necesita además de una buena voz, una cantante temperamental.

Esa es la química justa que define a Once, un piano excepcional, letras profundas y una voz apasionada.

Allí, Envidia, Ningún amor es perfecto, Días de otoño, Ya no me dueles, Concierto para dos, son títulos que recoge el álbum que sugieren la línea dramática de la grabación, y el espectáculo que colmó las locaciones del añejo teatro habanero.

Chucho, viejo conocido, adorado por demás, Sosa debutante ante el público de la isla, que supo reconocer en ella el talento y la pasión para asumir el reto de hacer suyo, por ejemplo, el bolero.

La noche del sábado alcanzó su momento más alto cuando a escena fue llamada Omara Portuondo, a piano y dos voces se escuchó Dos gardenias y Allí, a petición del público la cubana cantó su insuperable Veinte años y la argentina devolvió el gesto con una emotiva Alfonsina y el mar.

El concierto redondeó sus valores musicales con el impecable trabajo del baterista Rodney Barreto, el percusionista Yaroldis Abreu, el bajista Gustavo Giuliano y el guitarrista Daniel Leis.

Once: Concierto para dos sigue su camino tras su experiencia en la mayor isla de las Antillas, pero dejó en grato sabor, el recuerdo de que una canción puede ser chispa movilizadora de buenos recuerdos y sueños por venir.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.