De piratas y otros engendros

Autor:

Luis Sexto

Publicado por Ediciones Boloña, de la Oficina del Historiador de la Ciudad, Malhechores de la mar es un libro que merece una lectura sin desvíos. Y luego merece más: permanecer en nuestra biblioteca doméstica como texto de consulta.

Este libro nos ofrece un panorama de aquellos siglos en que parte de la historia del planeta se protagonizaba aquí, en el Nuevo Mundo, y en particular en las aguas del Caribe y un poco más arriba y más abajo, incluso un poco más al este.

Malhechores de la mar, cuyo subtítulo se refiere a corsarios, piratas, negreros, raqueros y contrabandistas,  no compone, como podría presumirse, un diccionario de ladrones, bandoleros y mercaderes, de hombres que atosigaron en el mar durante siglos pasados. Es, en cambio, una cronología en la que hechos y nombres, escogidos por su relevancia aparecen en el decursar de los tiempos coloniales, pero también expuestos dentro de informaciones muy útiles.

Esos personajes y sus tropelías nos llegan en textos que los relatan y definen. Voy a demostrárselos. Abriendo una página al azar resulta la 43, y leo: 1552- 1567: Jacques de Sores asalta la costa de Venezuela, Santiago de Cuba y La Habana, y sigue algo más de una página sobre en qué consistieron esos ataques y sobre la vida del mentado corsario francés, que en 1555 quemó la villa de La Habana y mató a una treintena de pobladores.

Al leer, tendremos la certeza de la historicidad de personajes y acontecimientos, de acciones y personajes de mala ley, o de hombres dados al aventurerismo en nombre de los apetitos coloniales o imperiales de las potencias dominantes en siglos pasados.

Bajo cada ficha los autores, Alessandro López Pérez y Mónica Pavía Pérez, citan las fuentes bibliográficas y documentales que confirman la búsqueda honda y larga en la mar de archivos y bibliotecas. Y así facilitan las necesidades de tantos interesados…

No creo obrar irresponsablemente cuando termino esta nota asegurando que este libro es una obra ejemplar de servicio público. Cuánto tiempo ahorra a estudiantes e investigadores, y cuánto conocimiento sobre los tiempos coloniales de Cuba y las Antillas brinda a los lectores comunes este volumen que nos obliga a bracear entre el oleaje de una historia, nuestra historia, que hace siglos  recaló en nuestras costas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.