Que la cultura cumpla su verdadera misión

Las asambleas de afiliados y de representantes son los escenarios idóneos para evaluar con los trabajadores todo lo concerniente al cumplimiento de la misión del sector y el cumplimiento del programa de desarrollo cultural. No obstante, erradicar la superficialidad en la preparación de estas reuniones sigue siendo asignatura pendiente

Autores:

Marianela Martín González
Aracelys Bedevia

Un llamado a seguir de cerca el funcionamiento de las instituciones y la vida cultural cubana realizó ayer en la tarde Alpidio Alonso Grau, ministro de Cultura, al intervenir en la Primera Conferencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura, que tiene lugar en la sede de la Central de Trabajadores de Cuba y concluirá este sábado en el Palacio de Convenciones de La Habana.

El titular de Cultura destacó la contribución absolutamente imprescindible de este sector y exhortó a los trabajadores de la cultura a transparentar la información y discutir los presupuestos en los colectivos laborales.

«Este es un ministerio pensado para brindarle un servicio al pueblo y no solo para representar a un movimiento artístico», resaltó Alpidio Alonso. Esta Conferencia, apuntó, tiene que trazar un camino para la participación de los trabajadores en el programa cultural de la Revolución, apuntó.

«Hay que fortalecer la eficiencia institucional, no solo la económica y aspirar a que cada trabajador sienta que es protagonista de las decisiones que se toman en su centro.

El sindicato y las instituciones tienen que cerrar filas para defender la política cultural de la Revolución y el papel de la institución, que están siendo atacadas a fondo en este momento, manifestó el Ministro.

Tenemos que sumar y ser capaces de llegar a todo el mundo. Renunciar solo a los incorregiblemente contrarrevolucionarios, dijo. Hay mucho dinero de la subversión puesto dentro del sector cultural.

Convocó Alpidio a fortalecer el  consenso mayoritario dentro del sector a favor de la Revolución y atraer a los más jóvenes. También a sumarse a la batalla en las redes y seguir el ejemplo que nos está dando el Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

No dejar de brindar opciones artísticas

La reafirmación de que el gremio, a pesar de las dificultades que afronta, seguirá contribuyendo a consolidar y defender la Revolución quedó evidenciada durante los debates que tuvieron lugar este viernes en la comisión que analizó la economía de la cultura y la programación cultural, como parte de la Primera Conferencia del Sindicato de los Trabajadores de Cultura.

Esta comisión abordó con profundidad problemáticas tan acuciantes como la necesidad de frenar el éxodo de trabajadores del sector hacia otros mejor remunerados, por resultar insuficientes los salarios. En tal sentido, Guillermo Jesús Pérez Alonso, director de la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos en Villa Clara, apuntó que para que la cultura cumpla su verdadera misión se requiere de permanencia en los puestos laborales, pues el compromiso y la experiencia son componentes necesarios para hacer eficaz la labor de quienes trabajan en el gremio.

Los impagos a artistas fue otro de los asuntos discutidos durante el debate. Yunielkis Naranjo Guerra, expresidente de la Asociación Hermanos Saíz en Camagüey y director del proyecto sociocultural Golpe a golpe, lamentó que exista una cadena de impagos a los artistas. Se refirió, además, a la labor que los jóvenes como él realizan en 42 comunidades rurales agramontinas, la cual muchas veces no es aprovechada.

Nereyda López Labrada, secretaria del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Cultura, señaló que solo dos provincias en estos momentos están libres de impagos: Cienfuegos y Ciego de Ávila. Como un asunto relacionado con la capacidad de los cuadros y su responsabilidad caracterizó esa problemática. Acotó que la solución no es dejar de ofertar opciones artísticas, sino coordinar con objetividad y que se cumpla con los pagos como está establecido.

En el informe presentado por la comisión se ratificó a las asambleas de afiliados y de representantes como los escenarios idóneos para evaluar con los trabajadores todo lo concerniente al cumplimiento de la misión del sector y el cumplimiento del programa de desarrollo cultural. No obstante, se señaló que erradicar la superficialidad en la preparación de estas reuniones sigue siendo asignatura pendiente.

Los debates de esta comisión estuvieron presididos por Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Buró Político y secretario general de la CTC; Roberto Montesino Pérez, jefe del Departamento de Propaganda y Cultura del Comité Central del Partido, y Alpidio Alonso Grau, ministro de Cultura, quien al dirigirse a los delegados expresó que no se puede pensar que bastarán concepciones economicistas para alcanzar el éxito en nuestro proyecto de nación. «Es imposible darle la espalda a la satisfacción de necesidades espirituales del pueblo. Sin la cultura no se puede construir el socialismo», señaló.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.