Misterios

Autor:

Juventud Rebelde

Ayer, Francia se inclinaba ante Zidane; hoy , Zidane se inclina ante Francia. Foto: AP

EL Mundial de Alemania es historia. Roma enardecida recibió este lunes a sus campeones como hace siglos veneró a sus gladiadores. Con algo menos de fanfarria -—pero igual de orgullosos— agasajaron a los suyos la mayoría de los franceses, quienes junto al resto del mundo se preguntan qué le sucedió a su ídolo la noche del pasado domingo... Así, la tragedia en torno a Zinedine Zidane ha sido merecedora de versiones más o menos creíbles, pero su trama sigue siendo un secreto aún celosamente guardado por sus protagonistas, como lo fueron antes el polémico peso corporal del brasileño Ronaldo, o el lema que inspiró a los franceses para llegar —en contra de los más arriesgados pronósticos— hasta la última velada...

Según el representante del jugador, el misterio se develará en los próximos días, en tanto el italiano Marco Materazzi, presunto autor de la ofensa que llevó a Zizou a golpearlo con la cabeza, negó haberlo llamado terrorista por su origen árabe... La otra versión que manejan los medios de prensa proviene de un programa de la televisora brasileña Globo, que durante el Mundial utilizó a expertos sordomudos para leer los labios del técnico Carlos Alberto Pariera cuando hacía comentarios u orientaba a sus jugadores. Para estos especialistas, el espigado defensa italiano llamó prostituta a la única hermana de Zidane, lo que provocó el inesperado comportamiento que desencadenó la décimo segunda expulsión en la carrera del insigne jugador francés, que a pesar del lamentable percance fue seleccionado como el mejor jugador del torneo...

Pero el controversial momento dio para más, pues también se especula sobre la manera en que el árbitro argentino Horacio Elizondo se puso al tanto de lo ocurrido varios metros a sus espaldas, antes de cerrar dramáticamente la «jubilación» de Zidane con una cartulina roja. Nadie cuestiona la sanción, pero sí que haya sido tomada cuando el cuarto juez del choque, el español Medina Cantalejo, comprobó a través de una repetición de video la grave agresión según alegan varios testigos, entre ellos el técnico galo Raymond Domenech. A falta de pruebas persistirá la incertidumbre, pero de haber sido así, quedaría en entredicho la voluntad de la FIFA de no acudir al video —al menos durante el juego— para definir dudosas cuestiones, a pesar de no pocos reclamos de técnicos, jugadores y aficionados...

Y como si fuera poco, el suizo Joseph Blatter puso la gota que derramó la Copa de las incógnitas, al ausentarse de la ceremonia de premiación. Mientras el entorno del flamante presidente de la FIFA se apuró en aclarar que su falta en el podio fue programada, los organizadores del protocolo aseguran que estaba prevista su presencia en el simbólico momento. En cambio, corre la voz de que el distanciamiento es un castigo al fútbol italiano por el escándalo que sacude sus estructuras, y los más suspicaces están convencidos de que el dirigente helvético no se arriesgó a recibir los abucheos y reprobaciones del público alemán como ocurrió durante la más reciente versión de la Copa Confederaciones. ¿Quién dice la verdad?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.