Ojos oblicuos nos miran

Autor:

Ricardo Quiza

El seleccionado masculino de Cuba, medalla de bronce en el torneo anterior, inicia mañana su participación en la décimo séptima edición de la Liga Mundial de Voleibol, en el Chungmu Gymnasium de la ciudad de Daejeon, frente a su par de Sudcorea, en partido correspondiente al grupo D, en el que debuta un representante africano, Egipto, ante Bulgaria, en Varna.

La tropa que dirigen Roberto García y Ñico Perdomo emprende su itinerario tras una importante estancia en Rusia y un torneo cuadrangular en Polonia, antes de anclar en territorio asiático.

Frescos como una lechuga y tan soñadores como el más jovencito de la nómina cubana aparecen los veteranísimos Pavel Pimienta, capitán de la nave; Tomás Aldazábal y Odelvis Dominico, así como los también establecidos Raidel Poey, Yasser Portuondo, Osmany Juantorena, Yenry Bell y Yoandri Díaz.

Similar pensamiento positivo muestran quienes aspiran a ganarse un puesto en la rotación regular del equipo, llámese Roberlandi Simón, Michael Sánchez, Ariel Gil, Oreol Camejo o los líberos Jorge Sánchez y Keiber Gutiérrez.

A partir de este fin de semana y hasta el 28 de agosto, se sueltan las riendas del deporte que cuenta con mayor número de federaciones nacionales (219), con el torneo liguero que este año agrupa a 16 de los mejores sextetos del orbe repartidos en cuatro grupos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.