En la casa de todos

El espacio de Cuba en la Villa de los atletas

Autor:

Raiko Martín

Algunas ocupan con el dominó su tiempo libre CARTAGENA DE INDIAS, Colombia.— Si alguien me preguntara, diría que además de victorias y hazañas deportivas acumuladas, es la alegría lo que más abunda en el recinto ocupado por Cuba en la Villa de los atletas que participan en la XX edición de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, que tienen su sede principal en esta ciudad balneario.

Como cada cubano carga con un «pedacito» de la Isla en cada viaje, en el moderno edificio de la Academia Naval construido para la ocasión se han unido cientos de estos, que no por pequeños dejan de identificarnos por dondequiera que pasamos.

Todos en esa institución militar conocen del campamento cubano, siempre en constante movimiento, donde ondea orgullosa nuestra bandera junto a la de Puerto Rico.

«Parecen una familia y siempre están contentos», fue la frase con que definió a los deportistas cubanos Sandra, una joven colombiana que, como muchos de su edad, aporta desde su puesto de voluntaria la vitalidad necesaria para el buen desarrollo de esta cita.

Algo sabía ella de los éxitos alcanzados por el deporte cubano, pero nunca imaginó tratar día a día con campeones olímpicos y mundiales, y mucho menos comprobar con sus propios ojos la «humildad, generosidad, y sobre todo la alegría que transmiten».

Otros parten a cumplimentar una jornada de entrenamiento. Foto: Juan Moreno No podía ser menos la impresión después de ver a varios peloteros y boxeadores famosos desbordando la gracia criolla sobre una mesa de dominó, o sonreír de «oreja a oreja» tras una movida sesión de entrenamiento.

Por eso, cuando dentro de dos semanas caigan las cortinas de este certamen centrocaribeño, muchos recordarán las medallas y los triunfos conquistados por la delegación cubana, así como la profunda huella dejada por sus miembros, quienes vinieron hasta aquí también a impregnarle a los Juegos su mejor «sazón»: el de la amistad, la hermandad y la unión de nuestros pueblos. Y esa será otra gran victoria. (RM)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.