Tiro libre

Autor:

Raiko Martín

CARTAGENA DE INDIAS.— Como si las altísimas temperaturas no bastaran, los esgrimistas de Cuba y Venezuela se han encargado de «incendiar» el Centro de Convenciones de esta ciudad con una rivalidad que hasta hoy ha sido muy pareja. Este martes el protagonismo fue de los morochos, quienes dominaron el sable en la rama masculina y el florete femenino. En estas especialidades los cubanos no pasaron del segundo puesto, luego de que Daylon Díaz cediera en la final frente a Carlos Bravo, en tanto la criollita Yasnay Vargas no podía ante el empuje de Mariela González, a pesar de tomar una ventaja inicial de cinco puntos...

La jornada tampoco resultó afortunada para nuestros gimnastas, quienes no pudieron incluirse entre los máximos acumuladores de cada sexo. Abel Drigg, la mayor esperanza cubana, cayó de la barra fija y tuvo que abandonar la competencia, mientras que sus compañeros Reinier Villardi y Gerardo Medina solo pudieron anclar en la novena y décima posición del certamen dominado por los representantes de Puerto Rico. Entre las damas, lo mejor corrió a cargo de Modelen Tamayo, dueña del noveno escaño, distante de las ganadoras mexicanas...

Lejos de aquí, en Barranquilla, la pedalista colombiana María Luisa Calle, un verdadero ídolo en este país, derrotó a la cubana Yoanka González en los 3000 metros persecución individual. El bronce quedó para la venezolana Isabela Yumar… Allí mismo los tirados mejoraron su cosecha con otras tres preseas. La mejor de ellas fue de color plateado ganada por el equipo femenino en pistola libre.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.