Gimnasta Lisandra Pérez obtiene plata y bronce

Autor:

Raiko Martín

La cubanita Lisandra Pérez, cuarta en el concurso con pelotas, se llevó medallas de plata en cuerda y de bronce en cinta. Foto: Juan Moreno, enviado especial CARTAGENA DE INDIAS, Colombia.—Pasadas las nueve de la noche por fin se hizo silencio en el Pabellón de Combates de esta ciudad.

Minutos antes había concluido el certamen de gimnasia rítmica de los XX Juegos Centroamericanos y del Caribe, y mientras el numeroso público abandonaba el recinto, la mayoría de los periodistas acreditados acudían a sus mejores mañas para «arrebatarle» alguna palabra a la mexicana Cynthia Valdés, ganadora de los seis títulos ofrecidos por la disciplina, y como lo fue hace cuatro años en San Salvador, candidata de fuerza para convertirse en la reina del certamen multideportivo.

Mientras, en una esquina del tapiz de calentamiento, se fundían en un largo abrazo la entrenadora cubana Xiomara con la jovencita Lisandra Pérez, su pupila más destacada de la noche.

A simple vista parecía un gesto de consuelo mutuo, aunque prefiero asumir que, además de cierta insatisfacción, del instante brotaba un sentimiento de agradecimiento recíproco por la entrega y el sacrificio en busca de buenos resultados.

De cualquier forma, la alegría estaba justificada. Lisandra no arribó a estos Juegos como nuestra principal figura, y llegado el momento nos rescató del anonimato, primero con una medalla de bronce individual y con un valioso aporte en la plata colectiva; luego consiguiendo un nuevo par de medallas de los mismos colores, frente a rivales excelentemente preparadas.

A saber, solo la mexicana Cynthia (15.700) superó su calificación de 13.920 en la modalidad de cuerdas, y en el último momento la venezolana Andreina Acevedo (13.770) la privó de otro subtítulo en la especialidad de cinta, en la que había conseguido una puntuación de 13.300.

«Estoy feliz y orgullosa» fue su respuesta cuando le pregunté lo que significaba haber sido la única cubana en subir al podio durante la velada, aunque se confesó inconforme con una pequeña frase, casi una declaración de principios competitivos: «Siempre se puede más. Lo sabemos y por eso pensamos que los resultados pudieron ser mejores».

Así, esta holguinera que se inició en esta bella disciplina con apenas seis años, mira el futuro con optimismo después de la competencia, su mejor actuación en torneos internacionales, pues se incluyó en las finales de todos los implementos, y solo centésimas de puntos la excluyeron de las medallas en pelota y clavas.

Su desempeño fue imprescindible, pues las imprecisiones demostraron que Yenli Figueredo —nuestra principal referencia— no estaba en una buena noche, en tanto Lianeth José no pasaba de un discreto 13.450 en la prueba con pelota.

Además de los cuatro títulos finales de Cynthia, México sumó las medallas de plata y bronce conquistadas por Ruth Castillo en pelota y cuerdas para anclar en el primer puesto por países, escoltado por nuestro equipo y la representación venezolana.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.