Voleibol masculino en semifinales

Vence el equipo cubano de voleibol a la selección de República Dominicana en los tres parciales (25-14, 25-18, 25-19).

Autor:

Raiko Martín

Roberto García, DT del equipo cubano. Foto: FIVB CARTAGENA DE INDIAS, Colombia.— Se levanta de súbito, da indicaciones, aplaude las buenas acciones, llama a la calma. Todo eso, sin dejar de pensar más allá de la medalla de oro, en estos Juegos Centroamericanos y del Caribe, que para el voleibol masculino concluyen el próximo sábado.

Así transcurrieron para el entrenador cubano Roberto García los tres parciales (25-14, 25-18, 25-19) que necesitó su equipo para vencer a la selección de República Dominicana, resultado que le abrió directamente las puertas de la fase semifinal del torneo.

Se esperaba más de este duelo frente a un elenco que nos derrotó hace unos meses, pero si bien es cierto que los quisqueyanos no se presentaron en su mejor forma, los cubanos demostraron un elevado nivel técnico-táctico que satisfizo las expectativas de la dirección del equipo.

«Sabemos del crecimiento de los dominicanos y le transmitimos a los muchachos que no se podía bajar el ritmo, aún cuando estuviéramos ganando. Cumplieron muy bien las orientaciones, principalmente en el saque, y el bloqueo también funcionó. Sin autosuficiencia, nuestros jugadores estuvieron por encima del nivel demostrado incluso en los cuatro primeros partidos de la Liga Mundial», fue la explicación de García para esta contundente victoria.

Y no le falta razón después de observar, además, la mayor incorporación del atacante Raidel Poey en la ofensiva, y el acople y variedad exhibida en la dinámica del juego, no obstante la poca presión de los rivales.

Así se dio un importante paso hacia la conquista del cetro regional, que pudiera ser el preámbulo de otras buenas actuaciones en la Liga Mundial que comenzó hace dos semanas.

Nuestros voleibolistas han asumido muy bien el reto que significa la participación simultánea en dos competencias de calidad, y aunque están enfocados en llevarse a casa el título del área, saben cuán difícil serán los compromisos que se avecinan frente a los búlgaros en la Liga.

«No tomamos esta competencia como un entrenamiento —fue la respuesta del preparador cubano a un periodista local— porque en estos momentos no resulta fácil ganar estos Juegos. Luego nos tocará prepararnos para lidiar con un contrario muy diferente a los que ahora enfrentamos».

Es evidente que le preocupa la serie que comienza el lunes, y que define la clasificación a la fase final de la Liga, «pero prefiero llegar a casa con la tranquilidad que da la victoria», sentenció. De momento, nuestra escuadra tomará hoy un merecido descanso antes de encarar la semifinal frente a un rival aún por definir.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.