El recordista mundial Justin Gatlin dio positivo por testosterona

Este escándalo se suma al dopaje detectado hace unos días del ciclista, también estadounidense, Floyd Landis

Autor:

Juventud Rebelde

Justin Gatlin. La noticia de que el estadounidense Justin Gatlin, recordista mundial de los 100 metros planos, dio positivo por testosterona conmueve al mundo del deporte y al atletismo en particular.

El propio velocista hizo la revelación del hecho acontecido tras la prueba que le fue practicada al término de la reunión de relevos en Kansas, el 22 de abril pasado, según proceso abierto por la Agencia Estadounidense Antidopaje (USADA).

«Fui informado que di positivo por testosterona, pero no puedo aportar nada a esos resultados, pues no tengo conocimiento de haberla utilizado ni he dado mi consentimiento para que me fueran suministradas sustancias prohibidas», dijo Gatlin, quien comparte con 9.77 segundos la plusmarca universal con el jamaicano Asafa Powell.

Gatlin tiene como antecedente que en 2001 fue suspendido durante un año por consumo de anfetaminas durante los campeonatos juveniles de Estados Unidos.

Trevor Graham, entrenador de Justin, dijo que su discípulo ha sido víctima de un complot ejecutado por un fisioterapeuta que le aplicó testosterona en crema sin conocimiento del atleta.

Michael Jhonson, cinco veces campeón olímpico y recordista mundial en 200 y 400 metros, afirmó: «Es una nueva treta y una vieja excusa de Graham» y se mostró partidario de que Gatlin sea suspendido de manera indefinida, y su entrenador, inhabilitado.

Lamine Diack, presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) fue preciso: «Me da igual lo que diga Graham, lo que quiero son pruebas. No basta con hablar de un complot».

Este escándalo se suma al dopaje detectado hace unos días, igualmente por testosterona, del ciclista estadounidense Floyd Landis, reciente vencedor del Tour de Francia.

El belga Jacques Rogge, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) ha sentenciado que «el dopaje es al deporte lo que el crimen a la sociedad,» pero lo cierto es que, como reza el refrán, no hay quién le ponga el cascabel al gato.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.