Cuba, obligada a batear frente a Estados Unidos

Esta tarde los cubanos, únicos invictos en el Campeonato Juvenil de Béisbol, se enfrentarán a los estadounidenses en el partido de muerte súbita

Autor:

Raúl Arce

Cuba necesita batear, pues los corredores dejados en base (35) han sido uno de los lados flacos del conjunto. Foto: Armando Hernández SANCTI SPÍRITUS.— Implacables, las estadísticas del Campeonato Mundial Juvenil de Béisbol parecen marcar un derrotero para Cuba: su ofensiva está obligada a prevalecer, esta tarde, en el partido de muerte súbita contra Estados Unidos.

Por detentar el cetro del orbe, por conquistar el liderazgo de su grupo —como único invicto, entre 12 participantes— y por actuar ante su público, el equipo de Carlos Martí carga sobre sus hombros una pesada responsabilidad. Cuba venció, en la fase clasificatoria, a Holanda (13-3), Corea del Sur (8-4), Panamá (10-0), Australia (8-3) y República Sudafricana (13-1).

En contraste, Estados Unidos parecía un fiasco durante las primeras 48 horas del torneo, pues cayó ante Taipei de China (4-1) y México (3-0), en cinco entradas, a causa de la lluvia. Pero después vencieron a Canadá (2-1), Italia (18-1) y España (11-1).

Así, yendo de menos a más, los de las barras y las estrellas anclaron en la cuarta plaza de su ronda. Su poderoso repunte —afincado, no lo dudo, en el hecho de que se han compenetrado poco a poco como equipo— convierte al duelo de hoy, a las dos de la tarde en el estadio José Antonio Huelga, en un campo minado para Cuba.

LOS NUMERITOS

Ofensiva. Eso mostró la selección de casa en la primera ronda, con .385 de promedio y .546 de slugging, imponiendo la ley del madero ante cada rival.

Pero hay lados flacos en ese conjunto, como su deficiente trabajo defensivo (noveno lugar, con 11 errores y .938), sus 35 corredores dejados en las bases (el partido contra Australia fue el peor ejemplo de productividad) y la carencia de hombres capaces de estafar almohadillas.

Aparecen también en nuestra escuadra, nadie lo pone en duda, serpentineros de primera línea, fortalecidos por el inestimable fogueo que representa haber participado en las Series Nacionales de máxima categoría. Cuba lanzó con efectividad colectiva de 1,35, pero ¡ojo!, sus rivales de esta tarde les siguieron los pasos con 1,43.

Si el partido contra Estados Unidos transcurre hoy bajo el signo de un apretado marcador, los visitantes duplicarían sus posibilidades. Ellos fueron mejores en boletos y ponches recibidos (25-23, contra 23-28) que el conjunto anfitrión; los del norte aventajaron igualmente a Cuba en bases robadas, 10 por dos.

La orden, entonces, está dada. Batear y batear, esa es la única estrategia, y sin pensarlo dos veces, porque hay partidos de nueve entradas que se nos terminan en un abrir y cerrar de ojos.

¿Abridores? El alto mando del patio anunció a Juan Yasser Serrano (1-0, efectividad de 4,05, siete ponches y dos boletos), y Blake Beavan (0-1, promedio de 0,00, tres abanicados y dos transferencias) podría retarlo en tan esperado duelo.

LOS DEMÁS COMBATES

Los otros choques de vida o muerte enfrentarán a México-Holanda, Corea del Sur-Taipei de China y Canadá-Panamá. En la rueda de consuelo (puestos 9-12) se las verán Italia-República Sudafricana y Australia-España.

Un triunfo de Cuba a expensas de los estadounidenses los colocará como oponentes, mañana, de quien salga mejor parado en la porfía México-Holanda.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.