Comienza mañana en Holguín Campeonato Nacional femenino de Judo

Ónix Cortés y Yurisel Laborde abren el certamen. Un día después se «jubila» Legna Verdecia

Autor:

Ricardo Quiza

 La campeona mundial juvenil Onix Cortés (derecha) será una de las atracciones del cartel inaugural. Foto: Franklin Reyes HOLGUÍN.— La mesa está servida en el ateneo deportivo Fernando de Dios, donde se reunirán, a partir de este lunes, comensales de alta jerarquía durante el campeonato nacional femenino de judo, catalogado con razón como un certamen de más nivel que el de los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

En el guisado del cartel inaugural se anuncian dos campeonas mundiales: Ónix Cortés (categoría juvenil) y Yurisel Laborde, quienes aparecen como plato fuerte en las divisiones de 63 y 78 kilogramos, respectivamente. Además, la novel Kaliema Antomarchi tratará de hacer añicos el favoritismo de Yalennis Castillo (70 kg), y otro tanto intentará la jovencita Idalis Ortiz ante la veterana Ibis Dueñas en más de 78 kg.

El martes, además de las discusiones de los títulos en 48, 52 y 57 kilos, también desde la hora en que mataron a Lola, se procederá a la despedida oficial de Legna Verdecia.

REINA DE LOS TATAMIS

Siempre alegre, hábil, inteligente, guapa y noble a la vez, Legna Verdecia Rodríguez exhibe un prolífero historial que la sitúa como una de las más sobresalientes judocas de todos los tiempos, sin distinción de nacionalidad o de área geográfica.

En su «jubilación» se le tributará un merecido homenaje por el pueblo y las autoridades de Holguín en representación de todos los cubanos.

Fue en esta provincia, en 1985, donde la legendaria multicampeona dio sus primeros pasos en este arte marcial. Ello ocurrió en la academia Fleitas, adonde fue llevada por el entrenador Alberto Rodríguez, quien tuvo la agudeza de percatarse de que en la diminuta figura de 13 años se engendraba una estrella.

Legna deslumbró de tal forma que ese mismo año ingresó en la EIDE provincial Pedro Díaz Cuello, guiada por Pedro Arias, y 12 meses después, por su desempeño en los Juegos Escolares Nacionales —medalla de oro—, pasó a formar parte de la preselección nacional juvenil, conducida por otra gloria del deporte: Héctor Rodríguez.

Ya en 1987, con solo 15 octubres —nació el 29 de ese mes en Manzanillo, Granma (1972)— integraba las filas del equipo Cuba de mayores en el que se mantuvo activa durante más de 14 años, ocho de ellos como capitana.

Desde el 2006, Legna —cinturón negro y 5to. Dan—, integra el Hall de la Fama de la Unión Panamericana de judo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.