Cienfuegos venció a Sancti Spíritus en Serie Nacional de Béisbol

Los errores del equipo espirituano y la actuación de sus contrincantes, cercenaron las aspiraciones yayabas de colocarse a la cabeza del grupo B

Autor:

Raúl Arce

Cienfuegos venció a Sancti Spíritus y cercenó las aspiraciones de los gallos, que no eran otras que cantar desde el palo más alto del grupo «B».

Pero he aquí que los propios yayaberos cavaron su sepultura, con las seis carreras sucias que soportó el abridor, Ángel Peña. Allí Osvaldo Arias fletó a tres hombres en respaldo de Adiel Palma, su compañero del equipo Cuba.

Semejante resultado preservó el liderazgo de Industriales, también vulnerado este jueves, entre otras cosas por el jonrón 13 del habanero Juan Carlos Linares. Así La Habana se abrazó en la cima con azules y yayaberos.

Pinar del Río, que no tiene rival en el apartado «A», le echó mano a Yunieski Maya, un relevista que silenció durante cuatro innings a la Isla. Alexei Ramírez pegó tres hits, Yosvany Peraza remolcó a dos hombres.

Parecía que Metropolitanos no podía con Matanzas, pero al fin Lisván Correa sacó la pelota del área de juego, con las bases llenas y Ebris Martínez apagó la luz desde el montículo.

AVISPAS, POR NOCAO

Santiago de Cuba noqueó a Granma y a Ciro Silvino, para, de paso, convertirse en el máximo triunfador de la temporada: han congratulado 30 veces a sus lanzadores.

Fue Edilse Silva el badajo que hizo resonar la campana en las testas de los granmenses, con triple, cuadrangular y seis corredores fletados hacia la goma.

Aprovechando que Luis Campillo transita por un buen momento, Camagüey inclinó la balanza sobre Ciego de Ávila. Dos imparables de Leslie Anderson y el vuelacercas de Yusquiel García sentenciaron a Alien Mora, maltratado también con dos carreras sucias.

Uno para ti, otro para mí, así repartieron Guantánamo y Holguín su doble programa, pues el miércoles llovió en Imías; los del Guaso llevaron la mejor parte, ya que se impusieron el martes.

¡Y Las Tunas escapó de las naranjas envenenadas! Para alcanzar su primer éxito, los leñadores debieron contar con cuatro sencillos y cuatro impulsadas de Joan Carlos, con tres imparables de Alexander Guerrero, y con el cierre de Yoendrys Molina, el cazador de cocodrilos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.