Boxeo cubano protagoniza torneo clasificatorio panamericano

Los ocho representantes terminaron invictos sus presentaciones en el torneo

Autor:

Raiko Martín

El pluma Idel Torriente (derecha) tuvo un feliz debut en el equipo de lujo. Foto: Juan Moreno

El boxeo cubano, buque insignia de nuestro deporte, resultó el gran protagonista del torneo clasificatorio panamericano disputado en la ciudad venezolana de Barquisimeto, pues sus ocho representantes se impusieron en los pleitos finales, y terminaron de forma invicta sus presentaciones en el torneo.

Con todos los boletos asegurados, el elenco nacional comenzó su impecable faena con el triunfo por 25-10 del minimosca Yampier Hernández sobre el local Kevin Betancourt, resultado que contuvo las emociones de los asistentes al Domo Bolivariano.

La cadena de éxitos prosiguió con el mosca Yoandry Salinas, quien con ventaja de 21-12 repitió la victoria lograda frente al mexicano Braulio Ávila en la pasada cita centroacaribeña, minutos antes de que el debutante pluma Idel Torriente consiguiera su primer resultado relevante en el equipo «grande», al doblegar al boricua Abner Cotto por 17-7.

Otra esperanza de los anfitriones quedó deshecha cuando nuestro monarca universal ligero Yordenis Ugás aventajó con otro 17-7 a Lisandro Bolívar, al tiempo que el también titular mundial welter Erislandy Lara dispuso del estadounidense Demetrius Andrade con votación de 9-4.

La cosecha aumentó después que el semicompleto Yusiel Nápoles derrotara al colombiano Elieder Álvarez por 17-11, y cerró por lo alto su desempeño cuando el crucero Osmay Acosta vapuleó 22-3 al norteño Adam Willet.

La cifra de coronas se redondeó por la no presentación del supercompleto morocho Jhonny Molina a su duelo con el capitalino Robert Alfonso.

En otros resultados, los venezolanos sumaron dos cetros con los triunfos del gallo Héctor Manzanilla sobre el estadounidense Roberto Marroquí, y del mediano Alfonso Blanco ante el gaucho Ezequiel Maderna, mas sufrieron otro revés a la cuenta de Jhonny Sánchez, quien se vio superado por el ligero welter argentino Gumersindo Carrazco.

Con estas buenas noticias, la renovada escuadra cubana regresa a casa con los objetivos cumplidos, y buscará los cupos en las divisiones de 54, 64 y 75 kilogramos, en el próximo torneo clasificatorio con sede en Buenos Aires el mes entrante.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.