Critican limitada ofensiva de Villa Clara e Industriales

Aficionados opinan sobre la actuación de sus equipos favoritos y proponen calendario de juegos de postemporada

Autor:

Raúl Arce

Ante la poca ofensiva de sus hombres, el alto mando de Villa Clara ha tenido que hacer malabares para conseguir las victorias. Foto: Alex Castro

«Creo que Villa Clara puede dar más, pues calidad le sobra. Hombres como Borrero, Zamora, Paret, Pestano, Yorkis y Viciedo no son segundos de nadie; habría que buscar la causa del bajo promedio, pero estoy seguro que no es falta de preparación».

Así piensa Carlos Niubó acerca de la limitada ofensiva de los naranjas. Y vaya si está fundamentada su inquietud, que unas horas después de que la nota llegara a nuestra redacción, Villa Clara recibía nueve ceros del equipo Camagüey.

Puedo recordarle a Niubó que Industriales también ha bateado muy poco desde que concluyó su gira oriental: tres derrotas ante Pinar del Río; dos ante la Isla de la Juventud; dos lechadas a manos de Sancti Spíritus pero no hay que emprenderla contra nadie, en el deporte se suceden los altibajos.

Desde el municipio tunero de Amancio, en el Puerto de Guayabal, nos escribe Efraín Piñeiro González, ingeniero industrial de 35 años, quien aspira a otro torneo de élite, al término de la Serie Nacional. Propone que se juegue en dos grupos, con los cuatro mejores de occidente, y sus pares de oriente.

En su propuesta, se armaría una bolsa de 40 jugadores no clasificados, y se repartirían a razón de cinco hombres para cada conjunto. El mejor equipo de cada grupo discutiría en un play off el cetro de este torneo selectivo.

Ernesto Hernández Cadenas brinda una opción parecida, pero Benjamín Marcheco Acuña, de Santiago de Cuba, la emprende contra la extensión del límite de lanzamientos. «Los juegos de postemporada son muy diferentes a los de la etapa regular. Más tensos, más emocionantes; no creo que porque en unos pocos juegos excedan de 100 lanzamientos vayan a lesionarse los pitchers».

«Si los beisbolistas japoneses no pueden abandonar su país hasta siete u ocho años después de jugar allí, es porque practican un deporte rentado, sujeto a tales regulaciones por el Derecho Laboral, no por las normas deportivas generales», nos aclara el Doctor en Derecho Karel Pachot Zambrana.

Sin embargo, Pachot se despoja de toga y birrete para vestirse de aficionado y cuestionar el caso particular de Ciudad de La Habana, donde hay dos equipos envueltos en el campeonato nacional. «Es evidente que al no existir conflictos de intereses entre dos provincias, sucede una situación de privilegio con respecto a otros territorios», explica.

«Coincido con Víctor Mesa en el tema de que todavía se puede hacer mucho más para dar una mayor promoción a la pelota». Es la voz de Arián Jesús Pérez Pérez, que trabaja en un Joven Club de Computación en Cienfuegos y nos envía una muestra de tarjetas de peloteros, digitalizadas por él.

Este es otro asunto para pensar. Hagámosle swing.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.