La Habana perdió frente a Pinar del Río 7-8

Pinar del Río pasó un buen susto, pero salió del mal rato en el último ining y se fue por encima con la diferencia mínima

Autor:

Juventud Rebelde

Norlys decidió el juego. Foto: Alex Castro

Viniendo de abajo en la novena entrada, después de estar encima la mayor parte del encuentro, Pinar del Río venció anoche a La Habana, ocho carreras por siete, y salió delante en el play off de cuartos de final.

Los verdes llegaron a tener amplia ventaja de 6-1 con su astro Pedro Luis Lazo en la lomita, lo cual auguraba un final tranquilo y por ello casi todo el mundo en el Capitán San Luis pensaba en el juego del otro día.

Sin embargo, Lazo llegó al límite de cien lanzamientos en el séptimo capítulo y el mentor Jorge Fuentes sorprendió abriendo el octavo con Yosvani Torres, un inexperto lanzador que traía récord adverso de dos triunfos y cuatro fracasos en la etapa preliminar. El muchacho no soportó la presión de un estadio rugiente y enseguida permitió hit de Orta y concedió boleto a Juan Carlos Linares.

Entonces fue convocado con urgencia Yunieski Maya y este entró, como siempre, con mucha disposición para apagar el fuego. A seguidas, ponchó a Molinet y obligó a Pedro Arozarena a roletear por el campo corto, un batazo ideal para la doble matanza que sin embargo se convirtió en hit cuando una piedra desvió súbitamente la trayectoria de la pelota.

A partir de ese momento, Maya perdió toda la concentración, como si no se tratara de un pitcher que estuvo en el Clásico Mundial. A saber, Danger Guerrero le pegó hit al izquierdo y el octavo bate Leobel Pérez sopló doblete al derecho, pegándole a un lanzamiento por el centro en conteo de dos strikes sin bolas. Luego, como si todo ello fuera poco, el emergente Alexei López conectó sencillo al centro y remolcó las dos que empataron el juego y callaron al graderío.

Así las cosas, tocó el turno de relevar a Orestes González y el «bombero» resolvió la situación sin muchos problemas. Luego, en la parte baja de ese propio episodio, Lombillo llamó a filas a Yusdel Tuero y el derecho dominó a ritmo de conga.

¡QUÉ FINAL!

Todavía La Habana quería más, y Zulueta abrió el noveno pegando hit por el box. Orta lo llevó a segunda con un «machucón» a manos del pitcher y Linares fue enviado para primera sin chistar. Pero Molinet se encargó de echar abajo la estrategia con su cohete impulsor por el jardín izquierdo.

Mas, el inning terminó de forma inesperada: Arozarena elevó un «palomón» a la zona corta del derecho y, en intento suicida de «pisa y corre», Juan Carlos Linares fue enfriado en la goma, un detalle que a la postre costó caro.

Con la soga al cuello, Pinar vino a consumir su último turno al bate y despertó del letargo cuando Olivera recibió boleto sin outs en la pizarra. Entonces, el alto mando vueltabajero ordenó sacrificarse a Padrón, una jugada bien polémica pues invalidaba al líder en hits del campeonato frente a un lanzador cuyo estilo les «encaja» a los zurdos.

El toque salió de frente y debieron «forzar» en segunda, pero un error en fildeo de Rolando Méndez dejó en libertad a los corredores. Duarte se sacrificó a continuación, en otra decisión para debatir, pues así, con la primera desocupada, el mejor bateador del equipo, Alexei Ramírez, sería «boleado» seguramente.

Entonces vino lo insólito, ¡un lanzamiento escapado mientras se daba el boleto intencional! Después, «con el bote lleno», Norlys Concepción decidió el choque con un roletazo a segunda base frente a José Ángel García.

Por cierto, nos llamó la atención que en ese lance el camarero de La Habana no intentara buscar el out en home. ¿Pensaría que había dos outs?

En fin, que Pinar dio primero y hoy buscará el remate con Vladimir Baños como lanzador. En cambio, La Habana deberá olvidar el trago amargo e ir por el desquite con Jonder Martínez. Otra victoria de los verdes sería lapidaria.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.