Capitalinos ven los juegos finales en pantalla gigante en el Parque Central

Ya se disputó el primer juego de los siete que decidirán el campeonato entre Industriales y Santiago de Cuba, con victoria oriental

Autor:

Juventud Rebelde

El Parque Central de La Habana era anoche un hervidero de personas. Foto: Roberto Suárez Habitualmente concurrido, el Parque Central de La Habana era anoche un hervidero de personas. Pero no se trataba esta vez de transeúntes de paso, sino de una peña deportiva gigante que presenciaba en una pantalla de grandes dimensiones el choque de béisbol entre Industriales y Santiago de Cuba.

La muchedumbre estalló en júbilo cuando los azules de la capital anotaron rápidamente una carrera en la parte alta de la primera entrada. Tanta fue la conmoción, que periodista y fotógrafo tuvimos que retroceder ante los alaridos.

Sin embargo, los santiagueros reaccionaron enseguida y ripostaron con tres carreras que callaron al auditorio, como para que pudiéramos acercarnos de nuevo y hacer la foto. Entonces se descubrieron aquellos simpatizantes de los orientales que hasta ese momento permanecían en el anonimato. Y comenzó la pelea.

Que si donde hay pitcheo no hay bateo; que si los jonrones hay que darlos ahora; que si la aplanadora es cosa del pasado; que si los leones no rugen sino maúllan; que si ahora la muerte se compró un vestido azul... En fin, ustedes saben...

 Y así nos fuimos, dejando el ambiente tenso por el jonronazo del indómito Alexei Bell en el tercer capítulo. ¿Cómo estará la Trocha?, pensaba camino a la redacción.

Y al llegar, un despacho noticioso fechado en la Ciudad Heroína nos traía la respuesta: gane o pierda Santiago, habrá fiesta en La Trocha cuando se cante el último out del campeonato, como reconocimiento al buen desempeño del equipo montañés.

 Conocida popularmente como Trocha, la avenida se nombra en realidad 24 de Febrero, en homenaje al levantamiento armado de 1895, cuando comenzó la guerra necesaria.

 Pero, pónganle el cuño, no será lo mismo si el trofeo no se queda en el terruño. Perder dos años seguidos contra Industriales sería cortarles las alas a las avispas. Ganar, en cambio, devolvería la autoestima y atizaría el fuego para el próximo duelo.

 ¿Mi pronóstico? Mucha lucha, y un campeón en siete juegos. Pero si Santiago gana el primero...

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.