Comentaristas deportivos ¿industrialistas o santiagueros?

Los lectores critican constantemente titulares o comentarios que puedan señalar a los comentaristas entre los seguidores de uno u otro equipo

Autor:

Raúl Arce

Las opiniones son un hervidero, y algunas las respondo con cierta demora, por esto de los viajes por carretera, ida y vuelta, a Santiago de Cuba.

Por ejemplo, Alejandro González y Rafael López me tratan de «Estimado Arce» y añaden que «le saludamos con respeto» pero agregan que es «irrespetuoso indicar que Industriales intentará limpiar su honor, porque la galería de trofeos del Equipo Azul es la más nutrida de la pelota cubana».

En cambio, Caridad Reynosa se identifica como «una cubana aficionada a la pelota, que tiene mucha inquietud de lo que está pasando con nuestros profesionales en el deporte, tales como narradores, comentaristas, periodistas, etc, que no mantienen su profesionalidad y ética en el trabajo, ya que con su actuar destruyen a los demás equipos que no sean los Industriales».

Camilo Lueiro, irritado con mi comentario de que la tanda santiaguera, del primero al octavo, «pone los pelos de punta», añade que «te deseo suerte para que tu orgullo de fan santiaguero no sea el que quede tres metros bajo tierra».

Otro correo , arremete también contra mí con que «te soy sincero, no me gustó mucho la crónica tuya sobre Industriales, yo si creo que podemos retener el título nacional porque garra y grandeza le sobra a este equipo, y sabes que te lo voy a demostrar, le vamos a ganar los tres partidos aquí en el Latino, y el otro que falta en el Guillermón; no lo dudes, santiaguero».

Vean esta otra pieza: «Me gustó muchísimo el titular suyo, de verdad que José J. Ruiz la mandó al Turquino, aunque ahora vengan con el cuento de que fue foul; lo que nadie comenta es la decisión de Nelson Díaz en primera base, cada vez que se equivoca es en contra de Santiago de Cuba. El out sobre Poll nunca existió». La nota —obviamente— es de un santiaguero que se despide con «Saludos de Darién, para usted, y espero su respuesta, Arce: ¿es usted industrialista?».

Y, por hoy, me despido con un correo enviado desde Sancti Spíritus: «Tengo la impresión de que usted no es de La Habana, o es un periodista imparcial, quizá loco, me lo demostró con su artículo del sábado 21 de abril, nombrado «Industriales, por el honor». ¿Vive usted en La Habana? ¿Sabe lo que le puede costar decir, «con un pie en la Tumba, Industriales regresa hoy al Latinoamericano». Lo admiro realmente. Saludos, Rogelio González Madrigal.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.