Antonio Negrón, un cubano solidario con el auge deportivo en Venezuela

Aunque lejos de su familia desde el 2004, el colaborador criollo responde a los reclamos de sus servicios con el honor se sentirse útil y reconocido

Autor:

Juventud Rebelde

El trabajo de Antonio Negrón ha sido reconocido en Venezuela. Foto: Franklin Reyes, enviado especial BARQUISIMETO, Venezuela.— A Antonio Negrón la estancia en Venezuela le ha parecido una eternidad, y no es para menos. Desde diciembre de 2004 vino desde su entrañable Moa en calidad de «misionero» del deporte y todavía sus servicios son reclamados por aquí.

Veintiocho meses han trasncurrido desde entonces y solo una vez en este lapso ha tenido la posibilidad de abrazar a sus seres más entrañables, entre ellos sus tres hijos. «Debí terminar en diciembre de 2006, pero la Fundación del Deporte en el estado de Lara solicitó mis servicios hasta fines de este año cuando se realicen los Juegos Nacionales Llanos. Es un honor sentirse útil y reconocido», nos confiesa.

Negrón, quien ejercía en Moa como Jefe de Deportes del Instituto Superior Minero Metalúrgico, ha desempeñado en Venezuela diferentes responsabilidades.

«Cuando llegué, trabajé en Barrio Adentro y seis meses después pasé a dirigir las Actividades Deportivas en Lara; ahora funjo como metodólogo en deportes de combate», explica.

Esta región venezolana ocupó el segundo lugar en los pasados Juegos Nacionales Andes 2005, donde los alumnos entrenados por técnicos cubanos, dirigidos por Negrón, ganaron 50 de las 77 medallas de oro conseguidas en esa contienda.

Graduado como Másters en Ciencias, este holguinero de 50 años ha recibido aquí varios reconocimientos oficiales, entre ellos la Distinción Jacinto Lara que otorga el Gobernador del Estado por resultados relevantes en distintos sectores de la sociedad.

«Venezuela ha sido una gran escuela, una experiencia que nunca olvidaré», concluye.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.