En taekwondo Cuba rompe pronósticos

Contrario a lo que se esperaba, Daynellis «Cuquita» Montejo cayó ante la colombiana Gladys Mora; mientras Frank Ismel consiguió una valiosa medalla de bronce. Hoy compite la mejor carta de presentación cubana, Gessler Viera

Autor:

José Luis López

RÍO DE JANEIRO.— En ocasiones, no llega lo que se espera, y en otras, nos sorprende la buenaventura. La vida es así.

Y este azar acompañó la actuación cubana en la jornada inaugural del torneo de taekwondo de los XV Juegos Panamericanos, que se desarrollan aquí.

Los especialistas cubanos pronosticaban un título para la joven, pero experimentada, Daynellis «Cuquita» Montejo (49 kilogramos), bronce mundial hace dos años, en tanto Frank Ismel Díaz (58 kg), el último en asirse al tren criollo, no venía a Río con tantas pretensiones.

Pero Cuquita no se presentó como acostumbra y en su primera pelea cayó por decisión arbitral ante la colombiana Gladys Mora, a quien había derrotado antes en ¡cuatro! ocasiones: en la semifinal de la III Olimpiada del Deporte Cubano, en igual segmento del certamen centroamericano de Cartagena 2006, en la final de la eliminatoria para esta cita continental, y recientemente en el Abierto de Colombia.

«A la colombiana la vimos hoy (este sábado) con el mismo nivel técnico que en las peleas anteriores y no aportó nada nuevo. Solo que Cuquita se ajustó a la pasividad de su rival, no atacó, y ahí vino el revés», aseguró a JR Ramón Arias, jefe del colectivo técnico de entrenadores.

Mas, Frank Ismel sí puso el extra, ese «yo no pierdo contra nadie» de los aguerridos, y consiguió una valiosa medalla de bronce, con par de éxitos ante oponentes bien experimentados. Primero derrotó fácil 2-0 al argentino Mauro Crismanich y luego venció 2-1 al estadounidense Tim Thackrey, un duelo en el cual estuvo debajo 0-1 hasta el capítulo final.

Ya en semifinales, terminó su pelea con ventaja de 3-2 frente al dominicano Gabriel Mercedes, bronce en Santo Domingo 2003. Pero el criollo tenía doble amonestación y perdió un punto que igualó el pizarrón. Entonces los jueces le dieron el voto al quisqueyano, a la postre campeón.

Hoy, Cuba enviará al tatami a su mejor carta de presentación, Gessler Viera, flamante titular mundial de los 68 kilogramos, quien debutará contra el barbadense Bernard Lorde. Esperemos que tenga mejor suerte.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.