Beisbolistas cubanos piensan en el oro

En conversación con Prensa Latina,  el manager cubano, Rey Vicente Anglada, explicó que el descanso servirá para ajustar la selección para garantizar el décimo título consecutivo en el béisbol panamericano

Autor:

Juventud Rebelde

 

El descanso fuera de programa facilita hoy al manager cubano, Rey Vicente Anglada, ajustar la selección para el compromiso semifinal y la búsqueda del décimo título consecutivo en el béisbol panamericano, comenta PL.

El azaroso torneo de la disciplina, con juegos suspendidos y uno sellado, motivó la inclusión del día libre para los antillanos, que repuestos de la derrota inicial ante los panameños requieren de un despertar en materia ofensiva.

Una mirada a las ausentes estadísticas del torneo muestra a los caribeños con 26 imparables y 15 carreras anotadas, números nada despreciables para apenas tres partidos.

Sin embargo, el resultado ofensivo de sólo seis batazos de más de una base, tres jonrones, un triple y dos dobles, no ha servido para impulsar a 17 corredores dejados en posición anotadora.

En conversación con Prensa Latina, Anglada se refirió a la baja oportunidad en el bateo, al reconocer cómo se dejó de anotar en al menos tres oportunidades con hombres en tercera base y un out.

La maquinaria ofensiva se engrasa a la espera del cruce semifinal para sumarse así a la buena labor realizada por la defensa, sin errores hasta el momento en Río-2007 y al desempeño efectivo de los lanzadores.

Tras la derrota 3-4 con Panamá, el manager cubano comentó que los relevistas fallaron a la hora de defender la ventaja mínima, pero los lanzadores únicamente han permitido ocho anotaciones a los contrarios.

Según Anglada los jugadores cubanos son de competencia y saldrán al terreno de Ciudad del Rock confiados en llevar a la isla la medalla de oro.

Yuliesky Gourrriel, Alexander Mayeta y Yoandry Urgelles han estado bien hasta el momento, mientras Frederick Cepeda, Yoennis Céspedes y Osmani Urrutia tienen pendiente todavía el primer indiscutible.

El rival de Cuba en la semifinal deber ser República Dominicana, mientras Estados Unidos se jugaría el pase a la discusión del título dorado ante México o Panamá, en dependencia de los resultados del partido sellado por el primero con Venezuela.

En caso de triunfo mexicano tres equipos quedarían con dos victorias y un revés en el Grupo B, con Cuba asegurada por permitir cinco carreras a las selecciones encartadas en el desempate, por 8 de los beisbolistas del país de los aztecas y 12 de los istmeños.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.