A los brasileños les encanta la pimienta - Deporte

A los brasileños les encanta la pimienta

Autor:

Juventud Rebelde

Río de Janeiro.— Como se conoce, Cuba compite en estos XV Juegos Panamericanos con una delegación muy joven, y la mayoría de sus atletas participa por primera vez en un evento tan «grande».

Así, es normal que desde el terruño sus familiares se interesen por saber qué tipo de clima encontraron, cómo se alimentan y otras cosas por el estilo, aunque a ellos, jóvenes al fin, les aburra dar tantas explicaciones.

Pero, como a nosotros también nos pasa, porque las madres y abuelas son sobreprotectoras en todo el universo, hoy les hablaré de la comida brasileña, para que comprueben que estamos en un país con una cultura similar a la nuestra en muchos aspectos.

Claro, hagamos la salvedad de que esta nación es enorme y en todas las regiones no se sigue exactamente la misma dieta. Sin embargo, hay consenso en que los ingredientes básicos son siempre el arroz, el feijao (frijoles) y la farofa (harina de mandioca o yuca).

En Río de Janeiro, aunque las especialidades son infinitas, puede encontrarse el plato nacional, la feijoada, que data de la época colonial. Consiste en un caldo de frijoles negros condimentado con ajo y hojas de laurel y cebolla, al que se le agregan indistintamente una oreja y lengua de puerco, carne seca, salchichón, chorizos, costillas o tocino.

Todo ello acompañado de col deshilada, farofa, naranja picadita y un poco de salsa de pimienta malagueta, según nos explican los voluntarios, porque aún no lo hemos probado. Y es que parece un plato exquisito, pero para fuertes estómagos.

A los desayunos en Brasil se les conoce como Café da manhá (café de la mañana) y en ellos nunca faltan una buena taza de café con leche o chocolate, además de frutas y panecillos.

Como se ve, nada de eso nos resulta ajeno, salvo la pimienta, que no abunda en nuestra mesa, aunque sí en las canchas, donde nos gusta saborear partidos «picantes».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.