El voleibol nacional masculino tiene que entrenar fuerte

Cubanos caen en Copa América masculina ante Estados Unidos. Las criollas prácticamente fuera de la final del Grand Prix

Autor:

Ricardo Quiza

Preparar el relevo es una tarea de primer orden para el voleibol cubano. Foto: Albert Perera Castro

Las mejores brújulas que hay en el deporte radican en las categorías inferiores y, por regla general, según la solidez del cimiento así será de fuerte la edificación que se construya. O sea, sin relevo no hay muchas opciones para renovar a los equipos de primer nivel.

Traigo a colación el tema, porque me preocupa el futuro cercano del elenco nacional masculino de voleibol. Orlando Samuels me decía al retomar las riendas del conjunto de lujo, que los jugadores habían perdido el hábito de entrenar fuerte, lo que redunda en el cansancio a la hora buena del partido e inhibe al hombre en lo que se conoce como «el segundo aire».

Así, nos encontramos con dos rotundos fracasos en las filas juveniles (sub-21) y de cadetes (sub-19), en la rama varonil. Mientras Brasil, por ejemplo, mantiene un sostenido liderazgo en estas categorías —acorde con sus desempeños en los certámenes de máximo nivel—, los cubanos son el reverso de la medalla.

Hace apenas un mes, la actuación del elenco juvenil de Cuba en el Campeonato Mundial de Marruecos no pudo ser peor. Del tercer lugar que exhibía cayó estrepitosamente al último lugar de su grupo en la etapa preliminar y luego discutió del quinto al octavo puesto.

Con estos ruidos quitándome el sueño, llega desde Mexicali el cronograma de partidos que a partir de mañana cubrirán la segunda ronda del Mundial de Cadetes, donde Cuba aparece entre los que batallarán por los lugares del 9 al 16, después de sufrir dos derrotas en tres encuentros, a pesar de contar en su nómina con tres jugadores que estuvieron presentes en la lid del orbe juvenil en Marruecos.

La situación reclama un análisis que seguro no demorará, porque en el deporte no es favorable quemar etapas. Alcanzar lo que no se ha aprendido a estas alturas resulta casi imposible de lograr.

Otro revés en Macao

Y nuestra selección femenina quedó prácticamente fuera de la final del Grand Prix, al caer agónicamente ante Estados Unidos, en tie break (25-18, 21-25, 23-25, 25-22 y 13-15), durante el penúltimo cartel de la sede de Macao, China.

Así, para avanzar a la final, Cuba tendría que superar a China (jugaban esta madrugada) y Polonia perder ante Kazajstán, lo cual parece casi imposible. Pero, si el milagro ocurriera, polacas, cubanas y las perdedoras del choque Estados Unidos-Holanda, concluirían el calendario con cinco triunfos y cuatro reveses, lo que obligaría a recurrir al promedio de puntos a favor y en contra para decidir entre los tres colectivos.

En contraste, anoche durmieron tranquilas las chicas de Brasil, Rusia, Italia y China, ya clasificadas. El ganador del tope Holanda-Estados Unidos entra también sin problemas en la ronda final.

Por el bronce en Copa América

Y en la Copa América masculina que se desarrolla en Brasil, el equipo cubano cayó en semifinales ante Estados Unidos por 3-0 (23-25, 15-25 y 20-25), en apenas una hora y 13 minutos de juego.

Así, los norteños defenderán hoy su corona contra Brasil, que barrió a Argentina 3-0 (25-13, 25-18 y 25-16) en la segunda semifinal.

Mientras, los cubanos lucharán por el bronce frente a los argentinos, como en el certamen anterior. En partido de consuelo, Canadá superó a República Dominicana 3-1 (19-25, 26-24, 25-16 y 25-20) y terminó en el quinto lugar.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.