Comienza cuarta ronda del Campeonato Nacional de boxeo por equipos

El certamen continúa con acciones hoy y el domingo en siete cuadriláteros del país. En occidente los pinareños son líderes,  seguidos por capitalinos y matanceros 

Autor:

Raiko Martín

El invicto Yudel Jhonson (a la izquierda) debe ser un escollo para las aspiraciones capitalinas. Foto: Franklin Reyes Una doble travesía de los giraldillos por aguas del Yayabo parece la aventura más interesante durante la cuarta ronda del Campeonato Nacional de boxeo por equipos, certamen que continúa con acciones hoy y el domingo en siete cuadriláteros del país.

La tropa capitalina llega al duelo con los espirituanos encaramada en la segunda posición de la zona occidental con un acumulado de 345 unidades, y en busca de un resultado que le permita encarar con la menor desventaja posible el venidero compromiso con el elenco pinareño, líder regional con 360 puntos.

Mientras, los yayaberos asumen el enfrentamiento con las esperanzas de conservar sus opciones de incluirse entre los tres finalistas occidentales. Hasta el momento se ubican en la cuarta posición con 271 rayitas, gracias al aporte de hombres como el campeón nacional ligero welter Richard Poll y el internacional Yudel Jhonson —ahora en los 69 kilos—, ambos invictos en seis y cuatro presentaciones, respectivamente.

Por su parte, los vueltabajeros no deben afrontar dificultades para conservar sus privilegios, pues reciben en sus predios a un elenco habanero que ha cedido en todas sus presentaciones, y marcha penúltimo en la llave con 201 puntos.

De lo que suceda en tierras espirituanas también estarán atentos los matanceros, quienes visitan a la escuadra de Villa Clara con deseos de mantenerse en «zona clasificatoria», pues los 283 puntos cosechados lo mantienen en el tercer puesto del grupo.

El otro compromiso de la región correrá a cargo de Cienfuegos (221) e Isla de la Juventud (174) en el cuartel general de los segundos, y su resultado no debe influir en algo más que la ubicación final de ambos colectivos.

En el oriente del país, las miradas de los seguidores del boxeo cubano estarán puestas en Santiago de Cuba, hacia donde se trasladó el elenco granmense —terceros con 255 unidades— en busca de un desempeño que apuntale sus sueños de un cupo en la final.

A pesar de los tropiezos sufridos el pasado fin de semana, los indómitos (289) salen como favoritos para conservar el liderazgo en el oeste, pero deberán esforzarse mucho para sumar la mayor cantidad de puntos antes de asumir el descanso obligatorio en esta zona.

A los avileños, quienes marchan segundos con 271, le tocará la difícil misión de salir ilesos de su estancia en los predios de los monarcas defensores camagüeyanos, quienes con un enfrentamiento menos que sus rivales descansan en el quinto escaño, pero con buenas posibilidades de «permutarlo» para bien de sus aspiraciones.

Los guantanameros, también descansados y sextos del escalafón con 184 puntos, deben amanecer el próximo lunes en una mejor posición después de medirse a la representación tunera —última con apenas 142—, en tanto al elenco de Holguín, por ahora cuarto gracias a sus 220 unidades, la inactividad reglamentaria le debe costar algunos escalones.

La fase clasificatoria del presente certamen de boxeo por colectivos concluirá el 4 de noviembre, y los tres mejores de cada zona pelearán por el cetro en la sede el líder occidental.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.